Deportes

Casi una vida en el alambre

Francisco Chaparro se vuelve a jugar su puesto en el de duelo ante el Villarreal. El técnico afirma sentirse respaldado, pero la decisión está prácticamente tomada. Eso sí, el técnico es un experto en solventar situaciones límite.

el 15 sep 2009 / 23:18 h.

Francisco Chaparro se vuelve a jugar su puesto en el de duelo ante el Villarreal. El técnico afirma sentirse respaldado, pero la decisión está prácticamente tomada. Eso sí, el técnico es un experto en solventar situaciones límite.

Es indiscutible que Francisco Chaparro ha realizado algunos servicios muy interesantes para el Betis. También lo es que el conjunto verdiblanco, al que se le ha realizado una inversión millonaria, no acaba de despegar y se encuentra a dos puntos del descenso.

Sólo Manuel Ruiz de Lopera tiene la decisión de destituir al entrenador y la decisión parece estar tomada si el Betis cae ante el Villarreal.

Quizás sea ésta la situación más complicada en la que se ha encontrado el entrenador, quien no obstante ha demostrado saber ponerse a salvo cuando han pintado bastos.

La primera de las finales que ha dirigido el trianero y que ha solventado con éxito se remonta sin duda al último encuentro de la temporada 2006/07, cuando Lopera decidió que Chaparro dirigiera al Betis en Santander en un choque a vida o muerte. Se estuvo diez minutos en Segunda, pero llegaron los dos goles de Edu y prueba superada.

La segunda prueba importante a la que se sometió el cuerpo técnico llegó en la séptima jornada de la actual temporada ante el Mallorca. El Betis llegaba con dos puntos de 18, aunque es cierto que las sensaciones que ofrecía el equipo en esos momentos eran muy buenas.

No corría peligro el puesto del trianero, sí había mucha inquietud en esa previa del choque ante el Mallorca que se saldó con un gran triunfo por 3-0. Segunda prueba superada.

Otro momento más que delicado vivió el actual técnico en las vísperas del encuentro ante el Valladolid. Hacía tiempo que el Betis había dejado de ser el equipo que iba una y otra vez al ataque. Atascado desde el triunfo ante el Sporting de Gijón (1-2), seis jornadas consecutivas hubieron de pasar sin saborear la victoria. Los números eran realmente dantescos, con un desolador 1 de 18.

Los goles de Xisco y Sergio García solventaron una situación más que delicada para Chaparro, pues el Betis ganó 1-3 y el técnico siguió vivo. Nueva prueba superada..

Todavía llegó el conjunto verdiblanco al derbi del pasado siete de febrero inmerso en un mar de dudas. Eran el producto lógico de una derrota lamentable frente al Recreativo y la eliminación copera ante el Mallorca.

Se cayó en la Copa contra los suplentes del equipo isleño y en esta ocasión fueron Sergio García y Ricardo Oliveira los que mantuvieron al Betis en pie, y a su lado el trabajo de Chaparro. Cuarta prueba superada.

El Betis se alió con la suerte y Ricardo para arrancarle al todopoderoso Barcelona un empate, mientras que la lamentable derrota contra el Real Madrid ha vuelto a poner en el ojo del huracán al entrenador, que habló además del calor en los vestuarios del Bernabéu como atenuante.

El trianero se enfrenta a su quinta prueba de fuego ¿Superará esta situación límite?

  • 1