Economía

Cataluña rebaja la carga fiscal a los ricos mientras recorta gasto social

La Generalitat elimina el recargo en el IRPF para rentas altas para evitar la huida de empresarios y directivos a otras regiones

el 17 abr 2011 / 20:04 h.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la campaña electoral en Cataluña en noviembre pasado.

Ya lo advirtieron en la campaña electoral y acaban de cumplir. El conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña, Andreu Mas-Colell, avanzó ayer que rebajará durante esta legislatura el recargo fiscal sobre el IRPF autonómico para las rentas más altas que aprobó el anterior Govern tripartito.

Esta medida beneficiará a los contribuyentes que perciban más de 120.000 euros anuales. Serían 50.000 personas, sobre todo directivos, profesionales y empresarios.

En una entrevista concedida a la agencia de noticias Europa Press, Mas-Colell explicó que la movilidad geográfica puede provocar que parte de este colectivo establezca su domicilio fiscal en otras autonomías, como Madrid, donde la tributación por IRPF es más baja.

"Es de sentido común si tenemos en cuenta que la distancia en tren de Barcelona a Madrid son dos horas y media y que los directivos pueden estar viviendo la mitad de la semana en Barcelona y la otra en Madrid", aseguró, tras explicar que las diferencias fiscales tienen ese efecto y que es posible contrarrestarlo.

El tripartito aprobó a mediados del pasado año aumentar dos puntos el tramo autonómico del IRPF a contribuyentes con rentas por encima de 120.000 euros, pasando a tributar del 21,5% al 23,5%.

Con carácter progresivo, el Govern también decidió incrementar cuatro puntos adicionales el Impuesto sobre la Renta a quienes perciban ingresos superiores a 175.000 euros anuales, gravándolos del 21,5% al 25,5%.

La medida, que causó controversia entre los propios socios del Gobierno de Cataluña (PSC, ERC e ICV), se tomó con el objetivo de recaudar 150 millones de euros al año más.

La supresión del recargo sobre el IRPF fue solicitada por la Asociación Española de Directivos al propio presidente catalán, Artur Mas, quien fue alertado sobre los riesgos de que directivos extranjeros no se instalaran en Cataluña para evitar esa mayor presión fiscal. En este sentido, Barcelona es la segunda plaza de España en número de empresas.

Pero Mas-Colell avanzó que el Govern no descarta también a lo largo de la legislatura la supresión del Impuesto de Donaciones después de que ya haya impulsado la eliminación del de Sucesiones para los parientes de primer y segundo grado.

"No está descartada la supresión y forma parte del programa electoral de CiU", explicó el conseller, que apostó por evaluar primero los efectos fiscales de tal supresión fiscal sobre las herencias y ver cómo repercute también en las donaciones.

Asimismo, Andreu Mas-Colell rechazó de plano una subida de impuestos en Cataluña, en línea con lo expresado por CiU durante la pasada campaña electoral.

Sobre la posibilidad del copago o establecer tasas por servicios públicos -una medida apuntada por el Carec, o consejo asesor del Govern en materia económica-, Mas-Colell señaló que en el futuro será necesaria una mayor "colaboración" entre el sector público y privado.

Reacciones. El secretario general de ICV, Joan Herrera, consideró ayer que el Govern es "muy descarado" por aplicar recortes en la sanidad y la enseñanza y, a la vez, bajar impuestos a las rentas más altas.

"Éste es un gobierno que sí tiene dinero para eliminar el Impuesto de Sucesiones para 500 familias y para bajarlo a quien gana más de 120.000 euros al año y, en cambio, hace recortes sociales con nada de equidad", criticó.

En el lado contrario, desde la Asociación Española de Directivos, Albert Collado celebró que se avance en Cataluña hacia un trato fiscal "competitivo y similar al de otros lugares de España" y se evite así una fuga de directivos y profesionales desde esa comunidad autónoma.

"Si no es así, empresas multinacionales y de aquí ya se están planteando irse a Madrid, lo que significa menos puestos de trabajo", afirmó este portavoz, en referencia al diferencial de cuatro puntos en el Impuesto sobre la Renta entre Cataluña y esta comunidad. No es la única que aplica recargos a las clases altas.

  • 1