Local

Cataluña sella su pulso al Estado

Cataluña formalizó el pulso al Gobierno por el nuevo modelo de financiación, el día en que se cumplía la fecha tope para consensuarlo. El tripartito y CiU se reunieron para hacer un frente común mientras que la Junta aseguró que Zapatero "está con el PSOE andaluz" y no aceptará el modelo que quiere Cataluña.

el 15 sep 2009 / 09:38 h.

TAGS:

Cataluña formalizó el pulso al Gobierno por el nuevo modelo de financiación, el día en que se cumplía la fecha tope para consensuarlo. El tripartito y CiU se reunieron para hacer un frente común mientras que la Junta aseguró que Zapatero "está con el PSOE andaluz" y no aceptará el modelo que quiere Cataluña.

Antes de la reunión se esperaba que el Gobierno tripartito y CiU acordaran los pasos a seguir una vez sobrepasado el plazo tope que fijaba el Estatut catalán en la reivindicación de un nuevo sistema de financiación que establecía el texto, y así fue. El conseller de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, vinculó el nuevo marco de financiación autonómica con la votación de los Presupuestos Generales del Estado de 2009 en el Congreso.

Castells avanzó que los partidos catalanes, los del tripartito catalán -PSC, ICV y ERC- más CiU, están trabajando "para tener un modelo de financiación antes de que se voten las enmiendas a la totalidad de los presupuestos", y consideró esto lógico porque "buena parte del contenido de la nueva financiación se ha de plasmar en los Presupuestos", informó Europa Press. Castells no precisó si los diputados del PSC -25- deberían votar en contra e insistió en la gravedad de que no se haya cumplido el pacto establecido en el Estatut.

Esta escenificación no intranquilizó al Gobierno andaluz y el vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, aseguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el vicepresidente económico, Pedro Solbes, no aceptarán el modelo que busca la Generalitat puesto que "está con el PSOE andaluz y con las posiciones que defendemos desde Andalucía".

Según Pizarro la propuesta catalana adolece de lo que reivindica el modelo defendido por los socialistas andaluces, "que está basado en la igualdad y la solidaridad, en la suficiencia financiera, en la autonomía financiera y en la corresponsabilidad fiscal".

una actitud "infantil". El propio vicepresidente primero de la Junta, Gaspar Zarrías, salió también al paso y calificó de "infantil" que desde Cataluña se culpe al Gobierno central de la falta de consenso. "Cuando no se llega a un acuerdo previo a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera entre dos partes, es infantil echarle la culpa sólo a uno", dijo, en declaraciones realizadas a la cadena SER.

El también consejero de la Presidencia aseguró que lo importante no son los plazos marcados por los estatutos "sino alcanzar un buen acuerdo" y vio en el comportamiento de Zapatero en relación con el diálogo abierto con Cataluña que el Ejecutivo central "sólo se debe a la Constitución española", puntualizó.

Pero la reunión de Cataluña obligó a una reacción del Gobierno central, que aseguró que mantiene su "firme voluntad" de seguir cooperando con la Generalitat para desarrollar el Estatuto de Cataluña, según informó el Ministerio de Administraciones Públicas. Este departamento recordó en un comunicado que, desde la entrada en vigor de la norma autonómica, hace dos años, se han aprobado once traspasos de funciones y servicios a esta comunidad por un importe de 78,9 millones de euros.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reconoció haber llamado al presidente de la Generalitat, José Montilla, del que dijo que "incurrió [el viernes] en un exceso verbal" al acusar al Gobierno de incumplir el Estatut.

  • 1