Deportes

Cavendish arruina el doblete de Ventoso en el Giro, que sigue liderando Contador

El británico del Columbia-HTC fue el más rápido en la'volata' de la undécima etapa, con meta en Teramo. Alberto Contador conserva la 'maglia' rosa de líder.

el 17 may 2011 / 19:08 h.

Cavendish alza los brazos y Ventoso se resigna junto a las vallas.

Mark Cavendish, del Columbia , ganó al sprint la décima etapa del Giro , disputada entre Termoli y Teramo, de 159 kilómetros, por delante del español Fran Ventoso (Movistar), en una jornada de transición en la que Alberto Contador (Saxo Bank) estrenó en carrera la maglia rosa que se enfundó en el Etna .

Cavendish superó a Ventoso en un sprint largo, de fuerza, y también a Alessandro Petacchi, que fue tercero. El cántabro entró quemado con el triunfo del británico, ya que en la salida había denunciado que éste no debería seguir en carrera porque hizo trampas en la subida al Etna.

Según el corredor del Movistar, se remolcó en el coche de su equipo “mientras los demás dábamos pedales”. La denuncia de Fran cayó en saco roto. ¿Dónde estaban los jueces?, se lamentaba. Para colmo, el corredor de la Isla de Man le privó de su segunda victoria en el Giro.

El líder del Columbia por fin apareció en escena, como casi siempre envuelto en polémica. Alzó los brazos con un tiempo de 4.00.49, poniendo fin a una jornada con nervios al final, con los favoritos atentos en cabeza y sin cambios en la general.

De esta manera, Contador estrenó el rosa sin problemas y mantuvo a sus rivales directos a la misma distancia: 1.21 minutos a Vincenzo Nibali (Liquigas) y 1.28 a Michele Scarponi (Lampre). Siguen en posiciones de podio el bielorruso Sivtsov y el francés Le Mevel, a 59 y 1.19, respectivamente.

Ajenos al guión marcado salieron dos subalternos en el primer kilómetro, el francés del Euskaltel Pierre Cazaux y el japonés Beppu (RadioShack), quienes se unió luego el francés de origen ucraniano Yuri Krivtsov.

Un viaje a ninguna parte, ya que el Columbia se pasó la etapa entera marcando el ritmo en el pelotón para echar abajo la fuga. Los hombres de Cavendish se salieron con la suya a 12 kilómetros de Teramo. A 2,7 kilómetros de meta lo intentó David Millar (Garmin), pero el británico se quedó sin combustible a 1.000 metros de la  meta.

Hoy se disputa la undécima etapa, entre Tortoreto Lido y Castelfidardo, de 144 kilómetros en constante sube y baja.

  • 1