Local

Cazadores de nubes

¿Una experiencia que no olvidarás? Salta en paracaídas -con un monitor que guía los mandos- desde el aeródromo de Bollullos.

el 30 abr 2010 / 17:24 h.

TAGS:

Siempre soñé con volar sin alas y siempre pensé que tirarse en parapente o en paracaídas era una cosa de incosnscientes. ¡Qué pena! cuesta poco imaginarse que tiene que ser una de las sensaciones que se recuerdan toda la vida el aire en la cara, la ingravidez, planear tres kilómetros por encima de tu casa...

Sevilla, y más en concreto el aeródromo de Bollullos de la Mitación, es una de las capitales europeas de quienes se juegan el tipo en un deporte que tiene menos riesgo del que parece: "En 2008 se murieron 18 personas en todo el mundo en millones de saltos", explica Ainoa Boyd, responsable de relacionesd públicas de Skydive Spain, la escuela de paracaidismo. "A mayor riesgo más medidas de seguridad". 

De hecho, son tantas que esta escuela promete a quien en su vida ha subido un avión el vivir la experiencia de tirarse en paracaídas... eso sí, enganchado a un monitor que se encarga de los mandos y tras un breve cursillo. Tan fácil como ponerse un mono, una chichonera, unas gafas protectoras y aprender a coger la postura para saltar desde la compuerta de un avión Dornier 6-92 de doble turbina y dejarse acariciar por las nubes a 4.600 metros de alto. Pablo Rúa me ayuda a ponerme los avíos y, con la pinta de un Tom Cruise con barriga incipiente, vivir unaa aventura top gun. Una aventura de entre cinco y ocho minutos que no hay montaña rusa que igualey más cuando me van a acompañar el equipo inglés Volare, campeones de la copa del mundo de vuelo vertical desde agosto de 2009 y en entrenamientos para el próximo mundial, que se celebrará en Rusia.

En Bollullos se puede saltar todo el año, aunque la escuela cierra los meses de verano. En la modalidad con monitor, o salto tándem, los únicos requisitos son tener entre 16 y 65 años y no arrugarse en el último momento, cuando el suelo amenaza con venirse encima. 

Si le pica la curiosidad tiene que ponerse en contacto con la escuela y reservar con una semana de antelación, explican en esta escuela que dirige una británica,  Hannah Swallow. Sólo en marzo realizaron 6.000 lanzamientos y eel negocio, explica la relaciones públicas, ha soportado la crisis con una política de bajada de precios. El salto rebajado sale en 165 euros los días laborables, y el curso acelerado de siete saltos, en 1.300.

La escuela de saltos en paracaídas es la joya de la corona del programa de actividades de turismo de aventura con el que cuenta Bollullos y que también tiene piedras preciosas como el Bosque Suspendido de la Juliana, donde la sensación de cuento es sentirse Tarzán en lo alto de las lianas. Y todo a un salto de la capital.

  • 1