Local

Ceará: de la copa al jamón

El estado brasileño donde España jugó la Copa de Confederaciones se interesa por el género andaluz. Cuatro grandes importadores cariocas aterrizan esta mañaba en Fibes

el 16 sep 2013 / 22:17 h.

TAGS:

Los más futboleros enseguida lo relacionan. Hace tres meses, la selección española buscaba el título que le faltaba –la Copa de Confederaciones– en el mítico estadio de Maracaná en Fortaleza, la capital Ceará, uno de los 27 estados de Brasil, ubicado en el nordeste del país. Ahora representantes de este estado han viajado a Sevilla para acrecentar las importaciones del género andaluz, sobre todo del aceite, el vino y el laureado jamón. A Gotardo Gurgel, secretario ejecutivo del Gobierno de Ceará, se le dibuja una sonrisa de oreja a oreja cuando tiene que hablar de los productos andaluces. En un portugués, no muy fácil de seguir, revela los beneficios del artículo agroalimentario: “Andalucía tiene buena calidad. El jamón es delicioso, gusta a cualquiera, y si encima viene acompañado de los vinos de la tierra, mucho mejor”. Sus palabras resumen la imagen que tienen allí de lo que se cría y se elabora aquí, y que hasta mañana miércoles se expone en las nuevas instalaciones de Fibes dentro de la feria Andalucía Sabor, que organiza la Consejería de Agricultura. Gurgel acompaña al embajador de Brasil en España, Paulo César de Oliveira Campos, en este primer paseo por la feria, en el que toca atender a los medios desde el expositor de Brasil, en el que no falta la colorida bandera del país invitado a la muestra agroalimentaria y pesquera en la que participan además doce nacionalidades diferentes. Oliveira Campos explica a pie de stand que el objetivo de este evento “de incalculable valor” es propiciar nuevos contactos comerciales entre Brasil y Andalucía: “Esta feria se presenta como una gran oportunidad para generar encuentros de negocios, pues hay productos magníficos en Andalucía que se podían distribuir en Brasil”, subraya convencido de la importancia de esta cita para el sector. Pero este partido –por seguir con el símil deportivo– ya ha comenzado a jugarse, aunque quizás no al nivel que requiere una alta competición como a la que pueden aspirar los productos andaluces, muchos con denominaciones de origen. La delegación brasileña en Andalucía Sabor aclara que se dan importaciones a tierras brasileñas, sobre todo, “de vino, aceite y jamón”, pero “en pequeñas cantidades, por lo que hay aún un margen mayor de exportaciones”, apunta José Luis González, vicepresidente del Instituto Empresarial Brasil-Andalucía (IEBA). A ello hay que sumar el “brutal” potencial que supone Brasil para el mercado andaluz. “El estado de Ceará es muy industrial y turístico, con un puerto muy estratégico, aunque no es tan conocido como Sau Paulo y Río de Jainero”, se sincera Gurgel, quien espera que en el día de hoy aumenten los negocios entre ambas comunidades. Para ello está prevista la llegada de cuatro importadores, los galácticos de Brasil, que se lanzarán al terreno de juego. Entre ellos, se encuentra la cadena de supermercados Pan de Azúcar, con 1.800 establecimientos en Sudamérica y 135.000 empleados. Un gigante que indaga nuevos sabores. Buscarán “artículos de excelencia”, como el aceite, la aceituna, los vinos, el jamón, el queso y productos ecológicos para un país emergente, donde se ha disparado el consumo al crecer la clase media y ante citas próximas, como el Mundial de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. Toca pegarle fuerte, y a por la copa y el jamón.

  • 1