jueves, 17 enero 2019
11:01
, última actualización
Local

"Celebraré el premio tomando tapitas con mi familia y avellanas verdes"

Leonardo Aguilar, de nueve años, recibirá el próximo 21 de julio la distinción de Trianero del Año. Lleva más de un centenar de funciones representando a Gavroche en ‘Los Miserables’

el 15 jul 2014 / 11:37 h.

TAGS:

Imagen DSC_0044 copiarLeonardo  Aguilar tiene nueve años, estudia en el colegio Cristo Rey de la calle Betis y es un enamorado de Triana. Con estos datos podría pasar como un niño más de su edad del viejo arrabal, pero el joven Leo tiene una particularidad que le hace ser distinto al resto:interpreta a Gavroche, el joven revolucionario de Los Miserables de la novela de Víctor Hugo que con tanto éxito está llenando los teatros de toda España en formato musical. Leo lleva más de un centenar de representaciones por todo el país sy siempre lleva su barrio por bandera. Por este motivo el Ayuntamiento de Sevilla le entregará el próximo 21 de julio la distinción de Trianero del Año durante la celebración de la Velá de Santa Ana. Una distinción que le hace muy feliz porque se siente muy identificado con su barrio. Según él mismo explica, sus lugares preferidos para contemplar una y otra vez son el puente de Triana, la iglesia de Santa Ana y el Castillo de San Jorge: «Allí voy muchas veces con mi tía  Irina para investigar», explica el joven actor sevillano. Las Semana Santa también le atrae. Es de la Esperanza de Triana, Las Cigarreras y San Benito y sale de nazareno en estas dos últimas. Lo que se dice un sevillano por los cuatro costados. Es un niño inquieto, simpático y muy extrovertido. Por las mañanas, el trayecto de su casa al colegio lo hace parando prácticamente en todos los comercios para dar los buenos días a los comerciantes, a sus vecinos del barrio. Gracias a ese desparpajo natural desde pequeño era muy aficionado a disfrazarse por la calle y con cuatro años ya quería acudir a clases de teatro, pero era demasiado pequeño. Alos siete ya comenzó a recibir clases en la escuela Viento Sur, con Fali Cruz y Maite Lozano, a quienes define como «unos genios del teatro». Poco a poco le fueron saliendo actuaciones. Participó en el musical  La bella y la bestia, también en el cortometraje Dulce sueño de sombras y en la serie Malviviendo, hasta que le ha llegado la gran oportunidad con Los Miserables. «Un día cenando en casa me enteré del casting y mi madre me contó la historia, que es muy bonita. Entonces decidí que quería hacer las pruebas y mi padre me llevó a Madrid». Hasta hoy. Desde el pasado mes de septiembre está con la compañía recorriendo toda España, pero no por ello ha tenido que aparcar los estudios. Es más, él mismo reconoce que la formación «es lo primero». Para no quedarse atrás, tiene dos tutores –Andrés Aranda y Minerva Bartolomé– de los que aprende mucho y además asegura que le cuidan «muy bien». «Ellos pasan los exámenes a mi colegio por correo electrónico y mis profesores del Cristo Rey me los corrigen. El próximo curso entro en quinto de Primaria y he sacado notable en todas las asignaturas», explicó el joven talento sevillano. El próximo día 21 tendrá que subir al escenario para recoger el premio, una distinción que le hace «mucha ilusión» aunque asegura que «no sabía nada» de que podía ser uno de los homenajeados. «Me lo dijo mi madre con mucha emoción. El día que se anunció estaba haciendo una función y no pude ir pero lo hizo mi tía Chari por mí. Me puse muy feliz y contento y ahora tengo muchas ganas de que llegue el día y saber cómo es el premio», explicó Leo. Como todo premio tiene su celebración, el trianero del año ya tiene muy claro cómo piensa celebrarlo, lógicamente en la Velá de Triana:«Iré con mi familia y amigos a tomar unas tapitas y unas avellanas verdes, que me encantan». De cara al futuro, Leo tiene muy claro que su profesión estará directamente ligada a los teatros y las cámaras de televisión. Lo lleva en la sangre y así lo reconoce. Y además se pone metas muy altas sólo aptas para gente con mucha ambición:«Cuando termine Los Miserables seguiré estudiando teatro en Viento Sur y canto con Liliana Aracil. También estudiaré doblaje porque de mayor quiero ser un gran actor como Jim Carrey. Quiero ganar un Goya y un Oscar y para esto tengo que seguir estudiando mucho», finalizó.

  • 1