Cultura

Centro de Cálculo, Madrid, año 68: el ordenador llega a la pintura

Una exposición reúne en La Caja China las obras de los pioneros Manuel Barbadillo y Elena Asins

el 05 feb 2010 / 20:51 h.

Esperanza Fernández y David Peña Dorantes.
-->--> -->

El ordenador es hoy una herramienta de lo más corriente en cualquier estudio de artes plásticas, pero a finales de los años 60 era un elemento más propio de las películas de ciencia-ficción. En aquellos años, cuando la informática era todavía un mundo por explorar, la Universidad de Madrid creó su propio Centro de Cálculo con el fin de investigar sus posibilidades tanto técnicas como comerciales.

En abril de 1968, dicho centro organizó el primer Seminario de Arte y Ordenador, una experiencia pionera en España y Europa -y tal vez también en el mundo- que sería un laboratorio privilegiado para sus participantes. Allí coincidieron Elena Asins (Madrid, 1940) y Manuel Barbadillo (Cazalla de la Sierra, Sevilla, 1929-Málaga, 2003), dos nombres que vuelven a reunirse ahora en una exposición en el espacio sevillano La Caja China.

Barbadillo, formado en el Derecho pero sin estudios de Matemáticas, fue probablemente el primer artista español que columbró el vasto terreno por descubrir en la impenetrable trama de la combinatoria. El artista parece dar por definitivamente superada su primera etapa abstracta y el informalismo de sus años neoyorkinos, evolucionando hacia una marcada esquematización en las composiciones. Su inclinación por las formas geométricas le llevará a sustituir la forma por el módulo, aunque sus primeros pasos en este sentido fueron, como es lógico, bastante elementales.

Según los responsables de la muestra, durante diez años, hasta 1979, primero en aquel Centro de Cálculo y después con el ordenador personal, Barbadillo "prosiguió su exploración de la forma sobre unos módulos que sólo se diferenciaban de los primeros por pequeñas alteraciones", explican. "El resultado fue una larga serie en la que cuatro formas se enfrentan entra sí. Al ritmo de la primera época se añade un juego de simetrías múltiples que llenan el espacio del cuadro y que generan un doble movimiento: hacia el interior del lienzo y hacia el muro que lo rodea".

Por su parte, para Elena Asins el revulsivo artístico del Centro de Cálculo, y en especial de sus Seminarios, supuso el inicio de un camino que se prolongaría en los años setenta con las enseñanzas del profesor Bense en el ámbito de la semiótica y la gramática generativa. Dicha trayectoria culminaría, ya en los años ochenta, con la investigación sobre la creación generada por ordenador.

Su obra, añaden los técnicos de La Caja China, "está caracterizada por el rigor geométrico, la ausencia de paralelismos con la realidad y la gran trascendencia del concepto hacen de ella, además de una figura fundamental del arte normativo español, la única artista española propiamente conceptual".

Dirección: General Castaños, 30. Horario:Lunes a Viernes de 10.30 a 13.30 y de 18 a 21. Sábados de 12 a 14. Clausura: 27 de febrero .

  • 1