Local

1.700 caballos podrían haber eludido los controles en el matadero de Mercasevilla

Existen dudas sobre el 10% de los animales destinados al consumo humano. Se analizaron otras especies como la porcina y la vacuna sin hallar más infracciones

el 04 jun 2013 / 21:08 h.

TAGS:

El marido de la juez Alaya fue auditor de Mercasevilla.Hasta 1.700 caballos han podido ser sacrificados y vendidos sin los obligatorios controles veterinarios previos en el matadero de Mercasevilla, según explicó ayer el concejal de Economía y Empleo, Gregorio Serrano (PP), que cifró en torno al 10% del total de los equinos sacrificados los que pudieron haber sorteado el control oficial. Serrano se refirió ayer a la diferencia entre los registros de los animales inspeccionados por veterinarios y los registros de sacrificios que se detectó en el matadero de Mercasevilla, que gestiona la empresa Gesesur 2, que admite la divergencia y la atribuye a un simple error a la hora de contabilizar los animales sacrificados. Al detectar esta incidencia, en mayo, el Ayuntamiento decretó el cierre cautelar de las instalaciones hasta que se conozca el alcance de lo que ha pasado. El concejal aclaró ayer que la cifra de animales sospechosos de no haber sido controlados por los servicios veterinarios podría suponer el 10% de los equinos sacrificados para consumo humano, es decir, entre 1.600 y 1.700 animales. El matadero ya estaba clausurado desde abril por haberse detectado que se manipuló y almacenó carne fresca en un edificio de oficinas en lugar de en las cámaras adecuadas, por lo que este precinto ha sido prorrogado. Serrano detalló ayer que la investigación en el matadero de Mercasevilla se inició al no cuadrar los datos. “Después de una investigación veterinaria de la Unión Europea, se nos pidió realizar un informe de trazabilidad, una comprobación de la que surgió un descuadre entre el número de caballos que se habían vendido a las industrias clientes del matadero y el control veterinario que teníamos”, incidió el concejal. El asunto ha sido trasladado a la Fiscalía de Sevilla y a la inspección veterinaria comunitaria “a la espera de que expliquen que es lo que ha pasado con esos caballos sacrificados sin pasar el control veterinario municipal”. Además, incidió en que se dieron también instrucciones al servicio para que se analizaran otras especies, como porcina y vacuna, donde “está todo correcto”. El expediente a la empresa puede suponer una sanción económica si se demuestra que se han esquivado los controles obligatorios para vender la carne. En el caso más extremo, si además se comprobase que la carne está en mal estado o que los animales han recibido piensos o medicación ilegales, el Código Penal prevé incluso condenas de cárcel. Además, el concejal anunció que se reunirá el próximo viernes con el comité de empresa del matadero, sometido a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE)  por el cierre de las instalaciones. “Es muy lógico que estén muy preocupados”, agregó, apuntando tanto a la empresa como a los empleados.

  • 1