Cerca de 300 personas se concentran en Utrera de forma espontánea contra la ampliación de la zona azul

La protesta no contaban con los permisos correspondientes ya que fue convocada por las redes sociales

el 06 jun 2014 / 23:50 h.

Los manifestantes se concentraron de forma espontánea a través de las redes sociales. Foto: Salvador Criado Los manifestantes se concentraron de forma espontánea a través de las redes sociales. Foto: Salvador Criado La ampliación de la zona azul movilizó ayer en torno a 300 personas, que salieron a la calle para protestar contra la medida tomada por la junta de gobierno del Consistorio de Utrera, integrada por PA y PP. Fue convocada de manera espontánea a través de las redes sociales, aunque también acudieron los representantes de los partidos políticos de la oposición (PSOE, IU y UPD) y los presidentes de la asociación de comerciantes y de la federación de asociaciones de vecinos. La plaza de Gibaxa, a las puertas del ayuntamiento, fue el lugar señalado en esta convocatoria, a donde llegaron las personas que querían mostrar su rechazo a la ampliación de dicho servicio, en una concentración que no contaba con los permisos correspondientes, y tras la que no había ninguna cabeza visible. Desde este entorno fueron caminando a la cercana plaza del Altozano, pudiendo escucharse consignas como «No a la zona azul» y otras de marcado carácter político. Dicha ampliación se aprobó meses atrás y se desestimaron las 599 alegaciones presentadas contra esa medida. Sin embargo, ha sido esta semana cuando se ha procedido al pintado de las líneas azules y a la instalación de las máquinas expendedoras de los tiques, a raíz de lo cual se han encendido las redes sociales con mensajes contrarios. La junta de gobierno local señaló que dicha regulación de los aparcamientos «contribuye a una mayor rotación de los estacionamientos, seguridad, organización del espacio público, movilidad y medio ambiente». Además, indicaron que ha habido vecinos y comerciantes de las zonas afectadas que lo han solicitado, para disponer de espacios libres de parking en sus puertas, ya que hasta ahora estaba congestionado siempre con vehículos. La ampliación de este servicio va a afectar a las calles Vía Marciala, La Corredera y María Auxiliadora, donde ya existía pero ahora quedarán reguladas por completo. A ello se une la calle Molares, que también contaba con las líneas azules, pero que ahora llegará hasta donde se encuentra el quiosco de la ONCE. El servicio comenzará a funcionar el próximo lunes, aunque no se multará hasta el día 16. Durante una semana, las personas que controlan la regulación informarán a los ciudadanos de la puesta en marcha.

  • 1