Local

Cerrado, pero sin multas

El plan de tráfico del Centro entra en vigor finalmente mañana sin sanciones.

el 20 oct 2010 / 20:07 h.

TAGS:

Operarios municipales colocan las indicaciones del cierre al tráfico del centro.

El plan de tráfico que preveía blindar al Casco Histórico del exceso de coches entrará en vigor finalmente mañana, aunque sólo en teoría: en la práctica no habrá multas para disuadir a los conductores que pretendan saltarse las restricciones.

Operarios del Ayuntamiento han comenzado esta mañana la colocación de las señales donde se indica la limitación de tiempo de circulación por el Centro.

El plan prevé que el tráfico privado sólo pueda entrar al Centro por once calles, salir por otras ocho y permanecer en la zona delimitada un máximo de 45 minutos.

Sin embargo, hasta hoy no han comenzado a colocarse las primeras señales y las multas de 70 euros no se aplicarán hasta el 10 de diciembre, según la última fecha puesta sobre la mesa por el Consistorio.

El proyecto, muy contestado por vecinos y comerciantes, cuenta con una veintena de cámaras conectadas a una base de datos en la que están incluidos los vehículos autorizados, como los residentes que hayan tramitado el permiso municipal o el servicio público. Sin embargo, hasta diciembre esa vigilancia no se traducirá en multas si se sobrepasan los tres cuartos de hora de estancia máxima permitida, o se accede al Centro o se sale de él por una vía no autorizada, según confirma la información expuesta en la web del Ayuntamiento .

La restricción, que se aplicará desde las ocho de la mañana a las diez de la noche, no afecta a vecinos, personas con garajes en el Centro, usuarios de los aparcamientos rotatorios o los hoteles que estén en la zona acotada, motos o vehículos para discapacitados. La carga y descarga normal tendrá un horario de acceso, de 7 a 11 horas y de 15 a 17 horas, y el reparto a domicilio que presta servicio durante las 24 horas tampoco se verá limitado.

Las vías de entrada marcadas por el área de Movilidad son las calles Calatrava, San Luis, Puerta de Córdoba, Trinidad, Puñonrostro, San Esteban, San Pablo-Zaragoza, Pedro del Toro, Baños y Curtidurías.

El Ayuntamiento aprobó la activación del plan el pasado 24 de septiembre, en un Pleno en el que ya se reveló que no habría multas hasta el inicio del plan especial de tráfico de Navidad. El Gobierno local lo presentó como un periodo de adaptación, de preparación para los ciudadanos, durante el que se podría notificar a los vecinos que incumplan la norma por haber cometido una irregularidad. Sin embargo, en la web municipal se anuncia que la limitación del tiempo de estancia en el Centro a 45 minutos no se aplicará hasta el 10 de enero, lo que convierte en cuando menos incoherente notificar al conductor que sobrepase ese tiempo.

Además, la progresiva flexibilización del plan, desarrollado tras la aprobación en 2007 de la ordenanza de peatones y ciclistas, ha ido aumentando el número de vehículos autorizados, puesto que sólo los residentes son ya más de 40.000 vehículos, que pueden solicitar los permisos para circular y aparcar libremente en el Centro siempre que estén empadronados y abonen en Sevilla el impuesto de circulación. Le siguen los propietarios y usuarios de las plazas de garaje, que deberán acreditar que cuentan con un estacionamiento en propiedad o compartida y que no tendrán que estar empadronados ni pagar el sello del coche en Sevilla.

Cámaras para contabilizar los vehículos

Las cámaras instaladas para vigilar la presencia de coches no autorizados en el Centro, que de momento no funcionarán con este fin, sí comenzarán a usarse desde hoy para contabilizar los coches que circulan por las calles restringidas.

Esto permitirá realizar estimaciones sobre las rutas más utilizadas, el tipo de vehículos que las atraviesan, el uso de las zonas de carga y descarga o de los aparcamientos rotatorios o de los hoteles a los que acudan los coches que quieran aparcar.

El Ayuntamiento ya ha empleado este tipo de mediciones antes de implantar otros planes de tráfico –como por ejemplo el sentido único en la Ronda Histórica– para prever qué medidas serán más beneficiosas para aligerar la zona de circulación.

En este periodo podrá estudiarse también la sugerencia realizada por los comerciantes, y aparcada de momento, de eliminar las restricciones a partir de las nueve de la noche, para adelantar la hora a la que los vehículos pueden entrar en el Casco Histórico. El Ayuntamiento estudia asimismo establecer una limitación de velocidad de 20 kilómetros por hora en algunas calles céntricas, como las del entorno de la Alameda, por las que los peatones tendrán una prioridad absoluta.

  • 1