Deportes

Cesc llamó a Sergio Ramos para pedir explicaciones

"No hace falta que mande mensajes a la prensa, ni nada. Me puede llamar por teléfono y me lo puede decir a la cara", afirma el jugador del Chelsea.

el 26 nov 2014 / 13:09 h.

Spain's Fabregas celebrates a first half goal against Haiti with teammate Mata during an exhibition soccer match in Miami Gardens Cesc Fábregas, internacional español del Chelsea, llamó al segundo capitán de la Roja Sergio Ramos para pedir explicaciones por sus declaraciones, cuando puso en duda su compromiso y el de Diego Costa, que por molestias físicas no estuvieron en la última convocatoria de Vicente del Bosque. La ausencia de Cesc y Diego Costa en los partidos ante Bielorrusia y Alemania sigue dando que hablar. Tras las declaraciones de Sergio Ramos pidiendo compromiso, se produjo una llamada de Fábregas para pedir explicaciones y recordar su participación activa en la selección española desde las categorías inferiores. "Hablamos por teléfono y ya está todo otra vez bien", dijo Cesc en la Cadena COPE. "Me sentí aludido por lo que dijo, pero yo no hablo a la prensa de eso. Ya le dije a Sergio lo que pensaba. Jugamos juntos desde la sub 21, desde que teníamos 17 años, íbamos a la misma habitación y no hace falta que mande mensajes a la prensa, ni nada. Me puede llamar por teléfono y me lo puede decir a la cara. No pasa nada, todo está aclarado y hablar es lo que teníamos que hacer", añadió. Cesc explicó las razones por las que tras ser convocado por Del Bosque acudió a Madrid, se sometió a unas pruebas médicas y se marchó de vuelta a Londres con molestias, pese a que el parte médico reflejó que no sufría lesión muscular. "El día del Maribor no me sentía muy a gusto. Hablé con Mourinho, jugábamos contra el Liverpool fuera, me preguntó cómo estaba y si quería jugar. Fue una decisión entre los dos, arriesgué y el domingo por la mañana me hice una resonancia y salía que tenía una tendinitis en el isquio de la pierna izquierda. Más o menos lo que le pasó a Modric, pero en la parte de atrás. Obviamente sin sus consecuencias, pero podría haber pasado también una cosa así si sigo jugando", explicó. "Los médicos dijeron que en 72 horas me tenía que valorar otra vez y fue lo que hice con la selección. Obviamente había mejorado, porque me estaba tomando antiinflamatorios y la verdad es que las cosas iban bien, pero mis sensaciones no eran las de poder jugar un sábado ni poder entrenar. Hablé con Del Bosque y todo fue fácil. Yo lo pasé muy mal durante años en el Arsenal en esas zonas de mi cuerpo y la última cosa que quería era arriesgar. Si hubiera estado en España, con las vacaciones que se tienen de diez días en Navidad, al final puedes arriesgar un poco y presionar a tu cuerpo. Pero aquí no se para y si no paraba durante esa fase de diez o doce días, yo hasta al final de temporada no tengo en Inglaterra tiempo para parar. Al final tienes que pensar en ti y en tu cuerpo", añadió. Intentó apartar de la polémica surgida a su entrenador en el Chelsea, el portugués José Mourinho que esta temporada no ha cesado de lanzar dardos contra Del Bosque por Diego Costa. Y Cesc recordó que lleva "94 partidos con España, nueve años" y aseguró que siempre ha acudido a la llamada "con una sonrisa de oreja a oreja". Dejó buenas palabras para Del Bosque después de escuchar al seleccionador avisar que puede haber consecuencias y dar paso a gente más joven. "Al míster le tengo un aprecio increíble. A lo mejor era un toque de atención, no lo sé. Además tiene razón porque hay chavales jóvenes que están subiendo fuerte y jugando muy bien. Siempre he notado que he tenido que dar mi cien por cien para ganarme el sitio en el Arsenal y en la selección. No va a cambiar". Insistió Cesc en que su "conciencia está muy tranquila" y admitió que no entiende el revuelo que se formó. "Jode que duden de tu compromiso. Llevo muchos, muchos años viniendo, muchos partidos sin jugar y muchas convocatorias entrenando sin jugar. Un pelín de rabia sí que da. Estoy muy tranquilo y lo que quiero es volver cuanto antes y bien. Para estar allí y jugar mal y que digan que no estoy bien, prefiero ser sincero conmigo mismo y con el seleccionador". Por último, juró que Mourinho "nunca, nunca, nunca" le ha pedido no acudir a la llamada de la selección española y terminó hablando del otro señalado, el hispanobrasileño Diego Costa. "Es un chico que quiere hacerlo muy bien con la selección. Lo tiene entre ceja y ceja, sé sus ganas. Después del partido de Luxemburgo con la selección se hizo daño y no pudo jugar con el Chelsea durante tres semanas. Volvió poco a poco y lo más sensato era que él descansara, que volviera bien y a partir de ahí va a estar disponible al cien por cien para todas las Navidades que son complicadas en Inglaterra. Cuando vengan los partidos de marzo de la selección podrá estar", concluyó.

  • 1