Local

Chacón busca un protocolo del desfile que evite los abucheos

Defensa quiere el consenso de los grupos y Rajoy tilda la idea de «surrealista».

el 13 oct 2010 / 20:25 h.

TAGS:

Un grupo de asistentes al desfile abroncando al presidente del Gobierno durante el acto.

Los abucheos al presidente el Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el desfile del día de la Hispanidad no han sentado nada bien en el Gobierno, que ahora planea un nuevo protocolo en el desfile de las Fuerzas Armadas para evitar que el presidente quede expuesto a la bronca del público.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció ayer que el Gobierno va a convocar a todos los grupos parlamentarios para consensuar un protocolo de celebración, una idea que al presidente del PP, Mariano Rajoy, le pareció una "una broma surrealista".Para la ministra de Defensa, "grupos de reventadores faltaron el respeto a las Fuerzas Armadas", que, a su juicio, hicieron un "magnífico desfile", así como a la bandera nacional e incluso a los caídos por España en este año y a sus familiares, quienes -aseguró- estaban "muy molestos" por esta actitud.

Según la ministra de Defensa, "estos grupos de reventadores si quieren expresar su malestar con el Gobierno tienen 364 días para hacerlo" y dijo que lo que tienen que hacer es tener "el valor de convocar una manifestación" el mismo día 12 de octubre". Tras insistir en su petición para que no se perturbe la Fiesta Nacional, que "es una fiesta de todos", Chacón comentó que las Fuerzas Armadas se sienten muy satisfechas de la respuesta de México, Argentina, Chile o Bolivia, entre otros países, con su participación en los actos celebrados el martes, mientras que "la actitud de Venezuela por sí sola se califica", dado que a última hora decidió no participar en la parada militar de Madrid.

La pitada del martes al presidente, -censurada por el Rey y el Príncipe de Asturias- ha vuelto a saltar entre los dirigentes del PSOE y del PP. Así, el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, consideró "vergonzoso" que se abuchee al presidente y, para él, quedó patente "la calidad humana de quienes aprovechan un acto de homenaje a los caídos o una Fiesta Nacional. PPor su parte, José Blanco, ministro de Fomento, señaló que los abucheos "no son nuevos", porque "la derecha y la derecha extrema utiliza cualquier oportunidad para lanzar gritos contra Zapatero". Mientras que el ex presidente del Gobierno Felipe González aseguró que que los que profirieron los gritos son los mismos que le insultaban a él, que "no consideran la Fiesta Nacional de los españoles, sino de ellos".

En el PP también se encargaron de censurar los pitidos, aunque con la boca pequeña, los abucheos al jefe del Gobierno. Así, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, admitió que los gritos se produjeron en un momento "especialmente inapropiado e inadecuado" porque la gente estaba muy lejos y "no oía bien". Mientras, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, dijo que hay asumirlos "con respeto y normalidad" aunque matizó que ese "descontento" ciudadano debería haberse producido en otro momento, y no cuando se honraba a los fallecidos. Mas contundente se expresó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien dijo:"Sobra siempre abuchear a los políticos, y en los momentos solemnes, al izar la bandera o el homenaje a los caídos, sobran aún más". Sí reconoció que la "gente lo pasa mal", y es "en las urnas" cuando los ciudadanos hablan. "No debemos acostumbrarnos a que la Fiesta Nacional sea un abucheo a un presidente, por muy mal que lo haga".

  • 1