Economía

Chacón generaliza la opción de compra para los alquileres

El Gobierno incluirá en el Plan Estatal de la Vivienda 2005-08 la modalidad de alquiler protegido con opción a compra, que ya existe en algunas comunidades, como parte del conjunto de modificaciones del citado plan que serán aprobadas mañana en Consejo de Ministros.

el 14 sep 2009 / 22:28 h.

El Gobierno incluirá en el Plan Estatal de la Vivienda 2005-08 la modalidad de alquiler protegido con opción a compra, que ya existe en algunas comunidades, como parte del conjunto de modificaciones del citado plan que serán aprobadas mañana en Consejo de Ministros.

Así lo anunció ayer la ministra de Vivienda, Carme Chacón, que explicó que tales cambios tienen un doble objetivo. Por el lado de la demanda, que más familias con rentas medias puedan beneficiarse de las ayudas establecidas en el plan, tanto para la compra como para el alquiler. Y por el lado de la oferta, que las promotoras tengan más posibilidades para vender los stocks de vivienda. Entre los cambios, la actualización de las tablas de precios fijadas en el plan para todo tipo de viviendas (libres, protegidas y de precio concertado), para que así se ajusten más a la realidad, de tal forma que el precio básico, en base al cual se calculan todos los demás, subirá de 728 a 760 euros por metro cuadrado.

En lo que respecta a los propietarios, se eliminará el limite de superficie y aumentará el de renta para acceder a la ayuda de 6.000 euros prevista para quienes alquilen sus pisos vacíos, ya que ahora sólo se puede obtener esa subvención si el piso no pasa de 120 metros cuadrados y el alquiler no excede en más de 5,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (el Iprem anual asciende a 5.999,4 euros).

Además de impulsar el arrendamiento, se fomentará la compra de viviendas de segunda mano, para lo que se incrementarán los precios máximos de viviendas libres cuya compra está subvencionada, a la vez que se reducirá a un año el plazo para que un piso nuevo pueda ser considerado usado. Con esta iniciativa, las promotoras que no vendan sus casa en el plazo de un año tendrán la posibilidad de ajustar los precios a los máximos establecidos para vivienda usada, de tal forma que los compradores puedan acogerse a las ventajas establecidas en el plan.

Esas ventajas son una ayuda para la entrada que oscila entre los 4.000 y 12.000 euros en función de la renta y la edad, una subvención mensual para afrontar la cuota de la vivienda que depende de los ingresos familiares y un préstamo a 25 años con un interés inferior al del mercado, que en la actualidad es del 4,35% y que será ajustado al 5,09%.

Con ello, el Ministerio aumenta el tipo de interés en unos préstamos otorgados en condiciones más ventajosas que las habituales. Estos préstamos, cuyo tipo de interés es acordado anualmente por el Consejo de Ministros, son concedidos por entidades financieras previo convenio con Vivienda. Y el pacto implica, entre otras cuestiones, la prohibición de aplicar comisiones.

  • 1