Local

Chacón refuerza la vigilancia de los pesqueros españoles en Somalia

La ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció ayer que el avión de vigilancia marítima español que se encuentra en Yitubi para luchar contra la piratería en Somalia se trasladará a Kenia para proteger a la flota pesquera española que faena en esa zona.

el 16 sep 2009 / 01:37 h.

TAGS:

La ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció ayer que el avión de vigilancia marítima español que se encuentra en Yitubi para luchar contra la piratería en Somalia se trasladará a Kenia para proteger a la flota pesquera española que faena en esa zona.

Además, la titular de Defensa española avanzó que los militares españoles disponen, por primera vez, de un protocolo de actuación ante un posible secuestro de un atunero español que faene en estas aguas somalíes, donde hoy hace un año fue secuestrado el Playa de Bakio.

Chacón viajó ayer a Kenia para visitar a las tropas españolas a bordo de la fragata Numancia, atracada en Mombasa, y entrevistarse en Nairobi con el vicepresidente de Kenia, Kalonzo Musyoca, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Moses Wetangula. Durante la charla con ambos mandatarios del Gobierno keniano, la ministra expresó la gratitud española por su colaboración en la lucha contra la piratería, mientras los políticos kenianos agradecieron a España su participación dentro de la operación europea Atalanta.

En concreto, la ministra trató con las autoridades de este país el enjuiciamiento de piratas capturados durante dicha operación de la Unión Europea. Una vez a bordo de la fragata Numancia y ante los militares españoles, Chacón resaltó que la misión es "compleja y difícil", pero afirmó que "caminamos en la dirección correcta".

Tras anunciar el desplazamiento del avión P3 Orion a Mombasa, la ministra advirtió, sin concretar, que España dispone ya del protocolo de actuación en caso de secuestro, con "diferentes respuestas para diferentes escenarios". En la actualidad hay cerca de 20 pesqueros españoles faenando por estas aguas infectadas de piratería que, según la ministra, tiene su raíz tierra adentro, en alusión a Somalia.

La ministra también trasladó el respaldo del Rey, del Gobierno y de la sociedad española a los militares en esta misión. Durante la primera rotación de la operación, la fragata española Victoria tuvo dos intervenciones decisivas contra embarcaciones piratas. El 12 de febrero consiguió frustrar un ataque corsario contra un buque mercante realizando disparos de advertencia con su helicóptero SeaHawk y el 29 de marzo esa misma aeronave logró, también con disparos, detener un esquife hasta su captura por parte de un buque militar griego.

España mantiene desplegado en la operación Atalanta un contingente de 395 militares liderado por una fragata de la clase Santa María y apoyado por el Petrolero Marqués de la Ensenada y un avión de combate especializado en patrulla marítima P3 Orión. La misión española en el marco de la UE comenzó el pasado mes de diciembre.

Por otra parte, los piratas somalíes han liberado un carguero libanés secuestrado el pasado día 14 con mercancías del Programa Mundial de Alimentos (PMA), según informó el portavoz de este organismo de la ONU en Kenia. "El barco fue liberado el viernes", aclaró Smerdon, quien dijo que el buque cubría la ruta de Mogadiscio a Bombay cuando fue secuestrado. Aún así, no aclaró si se pagó un rescate para la liberación del carguero y añadió que "no estamos en condiciones de dar más detalles".

Por último, una fragata española bajo mando europeo y otros dos barcos de guerra franceses se dirigieron ayer hacia el Pompei, un navío belga secuestrado, aseguró el director general del Centro de Crisis del Ministerio del Interior belga, Jaak Raes. Los tres barcos militares llegaron a la altura del buque apresado con diez tripulantes a bordo. El navío había lanzado tres señales de socorro. La última de las señales consistió en un correo electrónico con sólo una palabra: "Piratas".

El navío español es el más cercano al barco y transporta un helicóptero que ha podido captar imágenes del buque belga, propiedad de la compañía de dragados y excavaciones De Nul. El Pompei, además, no transportaba ninguna mercancía valiosa.

  • 1