Local

Chad indulta a seis franceses que raptaron niños

El presidente de Chad, Idriss Deby, indultó a seis ciudadanos franceses miembros de la ONG el Arca de Zoé que cumplían pena en Francia por secuestrar 103 niños en Chad para ser entregados en adopción. (Foto: EFE).

el 15 sep 2009 / 02:32 h.

TAGS:

El presidente de Chad, Idriss Deby, indultó ayer a seis ciudadanos franceses miembros de la ONG el Arca de Zoé que cumplían pena en Francia por secuestrar 103 niños en Chad para ser entregados en adopción en Francia. Los presos quedarán libres en las próximas horas.

Los indultados fueron detenidos en Chad el 25 de octubre de 2007 acusados de secuestrar a más de cien niños chadianos. Los franceses fueron acusados de intentar llevarse ilegalmente a 103 niños desde la localidad chadiana de Abéché, con intención de entregarlos en adopción a familias francesas.

Deby se había mostrado dispuesto a conceder el indulto, siempre que lo pidiera el Gobierno de París, trámite que Francia cumplió el pasado 8 de febrero. El 26 de diciembre de 2007 fueron condenados por la justicia chadiana a ocho años de trabajos forzados por el delito de secuestro rapto de menores, pero las autoridades de Yamena permitieron que regresaran a Francia el 28 de diciembre, para cumplir allí su

condena.

El traslado se produjo al amparo de un acuerdo bilateral firmado en 1976 y que permite el intercambio de reos. Por este intento de traslado irregular de los menores también fueron detenidos tres periodistas franceses y los siete tripulantes españoles del avión chárter que se iba a utilizar en la operación, todos los cuales quedaron libres días después de su detención.

pesadilla.

"La pesadilla va a terminar hoy", aseguraba el abogado defensor del presidente de la ONG y uno de los seis encarcelados, Eric Breteau, al expresar su alegría por el indulto. Los seis están encarcelados en Francia, donde la sentencia de ocho años de trabajos forzados dictada en su contra por un tribunal de Yamena el pasado diciembre fue convertida en otros tantos de prisión por la justicia gala.

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, indicó que "entiende el alivio" de los seis y de sus allegados. Kouchner aprovechó para señalar, en un comunicado, que "esta triste aventura no debe empañar la imagen de la acción humanitaria y de todos los que dedican a ella una parte de su vida".

La mayoría de los niños no eran huérfanos ni procedían de la conflictiva provincia sudanesa de Darfur, como decían los miembros de la ONG, sino que eran chadianos y tenían familia.

  • 1