Local

Chamizo alerta del mal estado de los calabozos policiales

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizó, censuró ayer el estado de los depósitos de detenidos tanto en cuarteles de la Guardia Civil y comisarías de la Policía Nacional como en las dependencias de la Policía Local. Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 19:55 h.

TAGS:

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizó, censuró ayer el estado de los depósitos de detenidos tanto en cuarteles de la Guardia Civil y comisarías de la Policía Nacional como en las dependencias de la Policía Local. Chamizo alertó de que "en general no reúnen buenas condiciones" y recordó que estas instalaciones deben respetar la dignidad de las personas, "aunque estén detenidas".

El Defensor, que entregó ayer el informe Lugares de personas detenidas: depósitos municipales y otros calabozos policiales a la presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, pidió, ante esta situación, que los depósitos de detenidos de la Policía Local, que están en manos de los ayuntamientos, pasen a ser gestionados por el Ministerio del Interior, a través de la Policía Nacional o la Guardia Civil.

Chamizo criticó la escasez de fondos que el Gobierno concede a los consistorios para el mantenimiento de estas instalaciones, por lo que aseguró que "no parece que tenga mucho sentido seguir en la actual situación". Para que esto pueda ser así haría falta un cambio legislativo que derogara la Disposición Final Quinta de la Ley de Bases de Régimen Local.

De todos modos, según el informe presentado por el Defensor, la situación de los depósitos de detenidos en las tres instituciones policiales no es muy diferente. El documento califica de deficiente o muy deficiente 15 de los 30 depósitos municipales de detenidos y además señala que en la actualidad hay 14 menos que en 1992, fecha del último informe del Defensor sobre esta misma materia.

Antiguas y claustrofóbicas. Las instalaciones de la Guardia Civil y la Policía Nacional salen también mal paradas. A pesar de que el informe no recoge con tanta minuciosidad el estado de estas instalaciones, el documento presentado ayer por Chamizo concluye que las pertenecientes a la Guardia Civil son "insuficientes", especialmente por su antigüedad, la dotación de las celdas, la inexistencia de instalaciones complementarias y su escasa capacidad para acoger detenidos.

Sobre los calabozos gestionados por la Policía Nacional, el Defensor concluye, tras visitar 23 de estas instalaciones, que también son "inadecuadas" porque muchas se encuentran en edificios antiguos, con pocas reformas, se ubican en sótanos escasamente iluminados y con poco ventilación.

Chamizo reclamó que en cada partido judicial existan unas dependencias de custodia de personas detenidas gestionadas por la Policía Nacional o la Guardia Civil y que garanticen la "dignificación de la personas detenida".

  • 1