domingo, 24 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Chamizo archiva de nuevo la queja de los ruidos de la vaguada de San Juan

el 23 feb 2011 / 17:27 h.

TAGS:

El defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha archivado la  queja reabierta en octubre de 2010 sobre el acceso a la documentación  correspondiente a los ruidos que soporta la vaguada que, en San Juan  de Aznalfarache (Sevilla), separa el barrio de Virgen del Rocío y la  urbanización Cornisa Azul, atravesada por el trazado del metro y la  autovía A-8057.

La institución que dirige Chamizo estima un informe  elevado al respecto por el Ayuntamiento de San Juan, gobernado por  Fernando Zamora (PSOE), y a tal efecto da por "aceptada" su  resolución en cuanto al derecho a la información de los vecinos que  habían promovido este expediente de queja.

Las molestias sufridas por los vecinos de este entorno, como se  recodará, habían sido elevadas al Defensor del Pueblo Andaluz y a la  Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico.  Mientras la institución de Chamizo había reabierto el expediente  incoado en cuanto a la queja promovida por un colectivo de vecinos  por este asunto, la Fiscalía había resuelto el sobreseimiento de las  diligencias informativas abiertas en torno al caso. En concreto, el  colectivo de afectados actúa contra las molestias del funcionamiento  del metro en el tramo que transcurre, en superficie, desde el túnel  del cerro del Monumento a los Sagrados Corazones, hasta más allá de  la estación Barrio Alto, con efectos en los barrios sanjuaneros de  Virgen del Rocío, Cornisa Azul y Montelar.

En sus actuaciones también están incluidos los efectos del tráfico  rodado que soporta la autovía A-8057, que atraviesa la vaguada para  conectar la autovía A-8058 (Sevilla-Coria del Río) con Mairena del  Aljarafe. A tal efecto, y merced a un informe emitido el 22 de  diciembre de 2010 por el Ayuntamiento de San Juan, Chamizo concluye  en un documento fechado el 18 de febrero y recogido por Europa Press  que "este Ayuntamiento acepta la resolución formulada por esta  institución en el presente expediente de queja".

Aunque se da cuenta  del archivo del expediente, los promotores de la queja auguran que  éste "será reabierto" al entender que más allá del informe elevado al  Defensor del Pueblo Andaluz, las reclamaciones de acceso a la  información no habrían sido satisfechas.

CONTAMINACIÓN ACÚSTICA Y MEDIDAS

Como se recordará, el estudio ambiental encargado por el  Ayuntamiento sobre los ruidos que soportan las zonas residenciales de  la vaguada, elaborado por 'Soceamb S.L.', resolvía que el entorno de  urbanización Cornisa Azul sufre niveles de hasta dos decibelios A por  encima del valor "límite" como consecuencia de la contaminación  acústica que genera la autovía, toda vez que en la calle Clara  Campoamor, en el barrio de Montelar, había sido detectada una "clara  afección acústica" a cuenta del funcionamiento del metro.

El informe, elaborado entre el 23 de septiembre y el 21 de octubre  de 2010 y recogido por Europa Press, resuelve que la contaminación  ambiental supera "en dos decibelios A o más el valor límite de  inmisión de ruido en el ambiente" por lo que al entorno de la  urbanización Cornisa Azul se refiere, aunque atribuye este extremo al  ruido ambiental generado por la autovía A-8057. En la calle Clara  Campoamor, en el barrio de Montelar, las mediciones revelaron "una  clara afección acústica debido a la Línea uno del metro" y respecto  al barrio de Virgen del Rocío, que se eleva sobre la estación Barrio  Alto de la línea del metro, este informe advertía de la detección de  niveles de decibelios "muy próximos al valor límite de referencia".

NUEVAS MEDIDAS CONTRA LOS RUIDOS
A tal efecto, la Consejería de Obras Públicas y Vivienda y la  sociedad Metro de Sevilla han promovido un proyecto de actuación  fechado en enero de 2011 y recogido por Europa Press. El documento,  recoge la instalación de "aproximadamente" 140 metros de pantallas  fono absorbentes entre los puntos kilométricos 1.47 y 1.61 del  trazado del tramo cero de la primera línea del metro, en el entorno  del barrio de Montelar con una altura de dos metros sobre el nivel de  la vía, mientras en el tramo del barrio de Virgen del Rocío la  protección de pantallas acústicas ya instalada habría de ser  reforzada con otros 15 metros más de los mismos materiales. Las  actuaciones tienen una duración de dos meses al requerir trabajos  nocturnos por la obligatoriedad de cortar la tensión de la  catenaria.

Al respecto, fuentes de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda  han señalado a Europa Press que desde el verano de 2009, la  protección acústica de la que ya gozaban las viviendas ha sido  implementada con nuevas pantallas acústicas. Además, las ruedas de  los convoyes han sido torneadas y han sido engrasadas las vías en la  curva que describe el trazado ferroviario entre las estaciones de San  Juan Alto y Cavaleri. La velocidad de los convoyes, además, ha sido  reducida en el horario nocturno entre las estaciones de San Juan Alto  y San Juan Bajo y han sido instaladas pantallas fono absorbentes en  la ladera que corresponde a la urbanización Cornisa Azul. 

  • 1