martes, 11 diciembre 2018
14:38
, última actualización
Local

Chamizo hace un balance positivo de la evolución del botellón desde que se creara la normativa andaluza

el 29 may 2012 / 13:15 h.

TAGS:

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha hecho un balance  positivo de la evolución del botellón desde la creación hace seis  años de la conocida como Ley Antibotellón por parte del Consejo de  Gobierno en este periodo, según ha dicho, se ha "avanzado" en la  reducción de las molestias que ocasiona este fenómeno gracias a la  creación de espacios específicos para beber alcohol, si bien reconoce  que hay menos avances en la prevención del consumo por parte de los  jóvenes.

En declaraciones a los periodistas antes de inaugurar en Granada  unas jornadas sobre la evolución del ocio juvenil, donde se analizará  el informe que a este respecto se ha trasladado al Parlamento  andaluz, Chamizo ha explicado que "hay dos modelos de intervención"   respecto al botellón en Andalucía, por un lado están aquellas  ciudades que han optado por habilitar un lugar, como puede ser  Granada, y otras que se han decantado por la prohibición.  Las dos son situaciones compatibles dentro del marco jurídico,  según ha mantenido Chamizo, que ve con preocupación el consumo de  alcohol "excesivo" que existe entre los jóvenes como modalidad de  ocio, lo que está "trayendo consecuencias graves a un sector muy  vulnerable" como es el de la personas entre 17 y 26 años. Ha achacado esta situación a que "no estamos educando  adecuadamente" a la juventud, ya que en vez de hacerlo, según ha  dicho, en el ámbito de los valores se está haciendo en el del  "consumo y la competitividad" respecto a "quién es el mejor de la  reunión o el más simpático", virtudes que pueden estar vinculadas con  el consumo de alcohol y drogas. 

No obstante, Chamizo se ha mostrado consciente de que la sociedad  no puede "ser hipócrita" negándose a ceder un espacio para el consumo  de alcohol y mandar a los jóvenes "a los bares y discotecas", al  tiempo que ha defendido el derecho del colectivo juvenil a  "organizarse como quiera" en su tiempo de ocio sin ser dirigido por  los adultos.
Preguntado por qué medida está resultado más efectiva ante el  botellón , Chamizo ha matizado que depende de cada ciudad, si bien en  términos generales ha señalado que "está siendo más efectivo crear  espacios", especialmente desde el punto de vista de las molestias a  los vecinos.  

En general, Chamizo ha abogado por impulsar campañas de prevención  para que la gente no beba y se ha mostrado rotundo al afirmar que los  menores no pueden participar en los botellones y "esto hay que  prohibirlo".  

CONTRA LOS CONVOCANTES

A la inauguración de las jornadas, que se han celebrado en el  Palacio de Carlos V, también ha acudido el alcalde de Granada, José  Torres Hurtado (PP), que fue quien convocó en 2005 una reunión de  regidores en Antequera (Málaga) para solicitar a la Junta que  articulara una normativa que permitiera a los municipios afrontar el  botellón.

Esta Ley Antibotellón llegó en octubre de 2006 y supuso, según ha  recordado el primer edil, la creación de un botellódromo en Granada  que ha permitido mantener la ciudad "limpia" y que fue aceptado de un  modo "magnífico" por los jóvenes en virtud de las campañas  informativas que la Policía Local llevó a cabo los meses  posteriores.

El primer edil ha aprovechado la inauguración de estas jornadas  para preguntar a Chamizo si existe legislación "suficiente" para  poder tomar acciones legales contra las personas que convocan  botellones a través de Internet, ya que muchas veces remiten a los  jóvenes a lugares que no están habilitados para acoger con seguridad  estas concentraciones, recayendo sobre la administración la  obligación de controlarlas.

A su juicio, estos convocantes deben ser responsables legalmente  de lo que pudiera ocurrir en estas convocatoria.

  • 1