Local

Chamizo ofrece su mediación a las familias de la Corrala Ilusión

Las familias defienden que decidieron ocupar el inmueble de la calle Lumbreras tras "no conseguir nada de servicios sociales".

el 18 ene 2013 / 15:23 h.

TAGS:

Cenando con una linterna. El edificio no tiene luz.

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, se ha comprometido  este viernes a "mediar" para que las 18 familias "en situación de emergencia habitacional" que desde el pasado mes de noviembre ocupan  irregularmente un bloque de viviendas de renta libre de la calle Lumbreras de Sevilla capital, y que conforman la denominada Corrala  Ilusión, puedan tener "un techo digno", como, en su opinión, "debería  tener todo el mundo".

Ese es el compromiso que Chamizo ha ofrecido a representantes de  estas familias, con quienes se ha reunido este viernes en la sede de  la Oficina del Defensor, en Sevilla, y ante los que ha defendido el  derecho a la vivienda como "uno de los más importantes recogidos en  la Constitución y el Estatuto de Autonomía".

De esta manera, el Defensor del Pueblo Andaluz iniciará  próximamente "gestiones" con las administraciones -en concreto, el  Ayuntamiento de Sevilla y la Consejería de Fomento y Vivienda de la  Junta-, así como con el administrador de la finca, para aclarar "a quién pertenece el inmueble, si a una caja de ahorros o a una  inmobiliaria". Además, según ha explicado a los periodistas uno de los componentes de la Corrala Ilusión, que ha ejercido de portavoz, Juan Torres, Chamizo también ha aceptado redactar un escrito para la  abogada que representa a este colectivo que sirva para que, llegado  el caso, "evite un posible desalojo por orden judicial".

Al término de la reunión, el Defensor del Pueblo Andaluz ha  realizado una defensa del derecho a la vivienda y ha abogado por "seguir luchando" para que éste sea "no sólo asequible, sino también  recurrible", como, según ha apostillado, ocurre en algunas naciones,  "como Escocia o Francia".

En ese sentido, ha instado a las administraciones a "buscar  soluciones" con las que hacer frente a la "proliferación de corralas", y ha propuesto, entre otras iniciativas, "comprar  viviendas a los bancos, buscar inmuebles vacíos o pedir a los bancos  que vendan a precios adecuados o alquilen las viviendas de protección oficial (VPO) que sean de su propiedad", o, "si las entidades financieras no hacen nada, directamente expropiarlas", porque, según ha apuntado Chamizo, "sigue habiendo miles de personas sin viviendas y muchas viviendas cerradas". Por último, el Defensor ha señalado que en otras provincias andaluzas también se están produciendo casos de ocupaciones de viviendas, si bien éstas "no están recibiendo tanta publicidad" como,  en su opinión, está ocurriendo en Sevilla, y se están llevando a cabo "de una manera más discreta". Por su parte, el portavoz de la Corrala Ilusión ha señalado que las familias a las que representa, "antes de decidirse a ocupar el edificio, acudieron a los servicios sociales y pidieron la mediación de las administraciones sin conseguir nada". Son familias, ha añadido, "humildes y trabajadoras que hasta que  explotó la crisis tenían trabajo, pero que tras el estallido de la  burbuja inmobiliaria han caído como fichas de dominó, y que ahora no  pueden pagarse una vivienda".

Por otra parte, Juan Torres ha explicado que desde la Corrala Ilusión están intentando que su día a día en el inmueble ocupado sea "lo más normal posible", para lo cual han organizado "grupos de  trabajo" que celebran "reuniones periódicas para consensuar en  asambleas" sus decisiones. Además, ha agregado, cuentan con el "importante apoyo" del  movimiento 15M, que les está aportando "asesoramiento legal y  asistencia social", así como con el "maravilloso respaldo" del  barrio, que "tiene claro los motivos por los que están ahí".

Con todo, la vida en el interior del bloque, ha concluido, es  "difícil" porque "carecen de suministro eléctrico y es invierno", una  situación que tratan de suplir "con mantas".

  • 1