viernes, 26 abril 2019
13:47
, última actualización
Local

Chanzas y mofas en el Consejo Audiovisual

El área de contenidos del Consejo Audiovisual de Andalucía presentó en el pleno de este organismo celebrado el pasado día nueve de octubre el estudio Género y deporte en televisión en el que se analiza la presencia de mujeres en la programación deportiva y los telediarios de tres canales públicos y otro privado.

el 15 sep 2009 / 17:01 h.

El área de contenidos del Consejo Audiovisual de Andalucía presentó en el pleno de este organismo celebrado el pasado día nueve de octubre el estudio Género y deporte en televisión en el que se analiza la presencia de mujeres en la programación deportiva y los telediarios de tres canales públicos y otro privado. El informe concluye que el deporte femenino en televisión tiene un carácter residual (habla de "invisibilidad") y se toma como punto de partida para que el Consejo adopte cuatro decisiones cuyo objetivo es que se incremente la presencia de féminas en los minutos deportivos de los operadores de televisión para que se cumpla el principio de igualdad de género, un derecho que -por si a alguien se le ha olvidado- viene recogido en la ley para la igualdad efectiva de hombres y mujeres aprobada en marzo de 2007 por el Parlamento nacional. Como es natural, se podrá o no estar de acuerdo con los contenidos del documento y, en consecuencia, existe en el Consejo un derecho a discrepar que se canaliza a través de los votos particulares de los consejeros. Hasta ahí todo correcto. Lo que ya no parece admisible es que se usen esos votos particulares -como han hecho de un modo irresponsable los miembros designados por el PP y por el PA- para ridiculizar y hacer mofa de las consejeras del PSOE y de IU que sí han apoyado las recomendaciones. Así, los ponentes Carlos del Barco José María Arenzana tildan el escrito de "algo más que una chanza de mal gusto" propia de "una contemplación iluminista de la diferenciación de sexos", califican a las consejeras del PSOE y de IU de "vestales y sacerdotisas de la secta" y sospechan que detrás de la expresión igualdad de género se esconde el "deseo inconfeso" de establecer alguna clase de equivalencia entre la petanca femenina y el fútbol masculino. En definitiva, se ríen del trabajo del Consejo al que pertenecen con un voto particular irrespetuoso y desafortunado que suena a escarnio y que dice bien poco de la responsabilidad institucional que ejercen en sus cargos públicos.

  • 1