Local

Chaves afirma que si crece la aportación adicional del Estado, solicitarán más fondos

El Gobierno andaluz marcó ayer las distancias en la negociación sobre el sistema de financiación autonómica. Si aumenta la cantidad que está sobre la mesa como aportación adicional del Estado -que Manuel Chaves aseguró que ronda los 7.000 millones de euros-, la Junta pedirá más.

el 16 sep 2009 / 00:16 h.

TAGS:

El Gobierno andaluz marcó ayer las distancias en la negociación sobre el sistema de financiación autonómica. Si aumenta la cantidad que está sobre la mesa como aportación adicional del Estado -que Manuel Chaves aseguró que ronda los 7.000 millones de euros-, la Junta pedirá más. La última palabra no está dicha, sostuvo el presidente andaluz.

¿Cuánto ha pesado el acuerdo del Gobierno y la Junta sobre la deuda histórica para que las cifras de la financiación autonómica hayan dejado de ser un secreto? Esa pregunta se quedó ayer sin respuesta, pero lo cierto es que el consejero de Interior, Joan Saura -de IC, socio de los socialistas catalanes en el Gobierno de José Montilla- se apresuró el jueves a dar a conocer los números que hay sobre la mesa. Ni el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ni el Ministerio de Economía y Hacienda los confirmaron, pero la catarata de reacciones fue inevitable. Incluso el Gobierno andaluz -que ya ha mostrado en público su disposición a aceptar casi en su totalidad el modelo de financiación que propone el departamento de Pedro Solbes- advirtió de que no todo está cerrado.

Manuel Chaves, que estaba en Almería, aseguró que la Junta aún no ha dado su visto bueno a la propuesta. Y no descartó pedir más. "Había una aproximación en función del montante aproximado de incremento de la financiación autonómica por la que no nos íbamos a conformar con menos de mil millones de euros", apuntó. El presidente llegó a asegurar que la estimación es que la cantidad que se destine finalmente al nuevo modelo aumente en aproximadamente 7.000 millones más de los que ahora están a disposición de las autonomías. "Si se aumenta, es evidente que el planteamiento de la Junta en cuanto a cantidad también subirá", dijo el presidente andaluz.

"Tengan la seguridad" de que el Ejecutivo autonómico "defenderá los intereses de los andaluces de la misma manera que los hemos defendido cuando hemos firmado con el Gobierno el reconocimiento de la deuda histórica", insistió, al tiempo que vio legítima la postura del tripartito catalán al defender sus intereses.

Chaves se subió al carro de las cifras a pesar de que Rodríguez Zapatero y su vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, negaron la mayor. Preguntado en Bruselas por este asunto, el jefe del Ejecutivo central fue rotundo: no quiso dar por válidas "ni cifras ni filtraciones" en torno al nuevo modelo porque, sostuvo, son "aproximativas e interesadas" y porque la negociación continúa.

Ninguna de las cifras que se manejan tiene "carta de naturaleza ni validez suficiente", reflexionó el presidente, antes de subrayar que sólo habrá datos oficiales cuando se convoque al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). En la misma línea, Fernández de la Vega aseguró que más importante que las cifras del nuevo modelo es fijar los criterios por los que se distribuye el dinero para desempeñar las competencias.

Pese al revuelo, el Ministerio de Economía y Hacienda sostiene que el nuevo modelo de financiación autonómica no está en cuestión. Considera que ha generado un consenso suficiente en las negociaciones con las comunidades autónomas. Una portavoz del departamento señaló a Efe que "no hay motivos" para variar el modelo, presentado ya hace meses por el vicepresidente económico, ya que en las conversaciones y negociaciones mantenidas con los consejeros ha suscitado un "amplio consenso".

En diciembre, Solbes señaló que el nuevo sistema permitirá a las comunidades depender menos del Estado, contar con fondos de convergencia para compensar a las más débiles, así como nuevos criterios de ajuste de la población, además de cumplir con todos los estatutos. En la nueva propuesta, la cesión de impuestos alcanza el 50 por ciento del IRPF y el IVA y el 58% de los impuestos especiales, mientras que en la anterior de julio este último porcentaje era del 50%.

Un día después de que el tripartito de Cataluña y la oposición pusieran el grito en el cielo por la parte de la tarta que les correspondería, el Ministerio de Economía y Hacienda insistió en que el sistema está acordado con las comunidades en el 98% de los asuntos y que sólo un 2% está abierto y en negociación.

Según las cifras que el Gobierno central no confirma y que maneja la Generalitat de Cataluña, esta comunidad recibiría 1.200 millones de euros este año y llegaría a disponer en tres años 2.000 millones de euros más para la financiación de sus servicios. Eso fue lo que dijo Joan Saura. Ayer, el consejero catalán responsable del área económica, Antoni Castells, admitió que en su hoja de ruta no estaba esta filtración y avisó de que "un acuerdo sin Cataluña sería un gran fiasco". Ese escenario, según el presidente de la interparlamentaria del PSOE-A, Javier Barrero, no se dará. Los socialistas andaluces confían en que pactarán.

  • 1