Local

Chaves cree que cualquier cambio que plantee Griñán en el Gobierno debe ser "cuanto antes"

El vicepresidente tercero piensa que el debate sobre si Sánchez Monteseirín debe seguir o no como candidato a la alcaldía no debe 'tener continuidad'.

el 08 feb 2010 / 19:15 h.

TAGS:

El vicepresidente Chaves, durante su comparecencia
El todavía secretario general del PSOE-A, Manuel Chaves, considera  que cualquier cambio que se plantee el presidente de la Junta y  futuro número uno de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán,  en el Gobierno o en el grupo parlamentario debe hacerse "cuanto  antes", para que el partido se vuelque en atender los problemas de  los ciudadanos y hacer frente a la crisis económica.

En una entrevista con Europa Press, Chaves manifestó que en este  momento sólo sabe que se van a producir cambios en la dirección del  partido tras la convocatoria del congreso, pero que desconoce si  también se llevarán a cabo en el Gobierno y en el grupo  parlamentario, una posibilidad que Griñán ha planteado. No obstante,  opinó que si se van a hacer cambios en el Ejecutivo y en el grupo,  "que se hagan cuanto antes", ya que, lógicamente, es la manera de que  el partido "se vuelque en lo que se tiene que volcar, que es en  atender las preocupaciones de los ciudadanos".

En cualquier caso, manifestó que el presidente y futuro secretario  general del PSOE-A es el que tiene la facultad de tomar las  decisiones que estime necesarias, "ahora, después o cuando él  quiera". "Es el que tiene la facultad de establecer o de marcar los  tiempos", apuntó.

Para Chaves, en el momento en que se produjo el relevo en la  Presidencia de la Junta, él mismo ya puso de manifiesto algo que hay  que entenderlo como positivo, que con Griñán se iniciaba "un cambio  profundo en el estilo, en los modos de hacer política, en los modos  de gobernar y en las políticas en sí, siempre en el contexto del  programa electoral del PSOE-A".

Preguntado sobre si entendería como una "desautorización a su  etapa" que Griñán decidiera acometer una reducción del número de  consejerías, manifestó que no habría "ninguna desautorización", ya  que los presidentes cuando inician el ejercicio de su cargo  introducen cambios, que no representan "ninguna desautorización". "Si  él considera que es necesario reducir consejerías, en el supuesto de  que quiera abordar un cambio de Gobierno, lo hará porque lo considera  necesario, sin que ello implique ninguna desautorización", recalcó.   



Manuel Chaves reiteró su convencimiento de que adoptó la decisión  adecuada cuando le propuso al partido que Griñán sería su sustituto  al frente de la Junta. "Era y es la persona adecuada y en un contexto  de dificultades derivadas de la crisis está haciendo una gran  gestión", dijo Chaves, quien apuntó que ahora queda el trámite del  congreso para que sea elegido secretario general y, a partir de ahí,  que el partido y el Gobierno "se dediquen a lo que se tienen que  dedicar, que es afrontar y atender las preocupaciones de los  ciudadanos".

NUNCA SE HA ARREPENTIDO DE OPTAR POR GRIÑAN COMO RELEVO

El dirigente socialista afirmó además que "en ningún momento" se  ha arrepentido de optar por Griñán como su sustituto y que es algo  que tiene "muy claro porque se ha demostrado que es un buen  presidente" y una persona que "confía mucho en sí misma, de manera  que será un presidente ganador en las elecciones de 2012".

Asimismo, Chaves defendió la celebración del congreso  extraordinario en marzo, a la vista de que el debate sobre la  supuesta bicefalia "estaba ya en la calle" y que tanto él como Griñán  intentaron atajarlo, pero no tuvieron "mucho éxito", de manera que lo  lógico era ponerle fin a través de la convocatoria del cónclave  socialista.  

En su opinión, la transición en la Presidencia de la Junta fue  "impecable y la transición en la Secretaría General también lo va a  ser", al tiempo que se mostró seguro de que el "coste y el desgaste  ha sido mínimo" en una transición de este tipo, que siempre suele  "ser delicada".

Agregó que es absolutamente conocido que Griñán quería un congreso  "pronto" y desveló que habían acordado que se celebrara a lo largo de  2010, más bien en julio, si bien "las circunstancias nos han llevado  a adelantarlo". Se mostró seguro de que la militancia socialista "ha  entendido perfectamente la situación" y que ante el congreso va "a  responder con unidad, cohesión y con el máximo apoyo al nuevo  secretario general".

LA PROCLAMACION DEL CANDIDATO, OTROS MOMENTOS

Chaves auguró que se desarrollará un congreso "tranquilo, en el  que saldrá un apoyo casi unánime al nuevo secretario general".  Respecto a si Griñán debería ser ya designado en el congreso como  candidato a la Presidencia de la Junta en las elecciones de 2012,  indicó que hay que respetar los estatutos y que el cónclave de marzo  tiene como objeto la elección del secretario general, de manera que  la proclamación como candidato a la Presidencia "tiene otros momentos  y otros procedimientos y será en el momento oportuno, cuando se  convoquen las elecciones".

"Vamos a separar, y eso lo tenemos muy claro, las cosas", dijo  Chaves, quien quiso dejar claro que no hay ninguna duda en el partido  de que el candidato a la Junta será el nuevo secretario general.

Respecto a la composición de la nueva Comisión Ejecutiva Regional,  Chaves señaló que no le va a decir a Griñán "qué es lo que tiene que  hacer ni para formar su Ejecutiva ni para formar su Gobierno". Así  como la composición del Ejecutivo autonómico es una facultad  exclusiva del presidente, según Chaves, en el caso de la nueva  dirección socialista, el "peso del secretario general es indudable,  si bien tiene que tener las manos libres en un contexto de  colaboración y de recabar la opinión de los ocho secretarios  provinciales, algo de lo que estoy convencido".

Insistió en que el secretario general tiene que tener margen de  maniobra suficiente para hacer la nueva Ejecutiva que él considere  necesaria en estos momentos y expresó que es importante que recabe la  colaboración de los jóvenes.

  • 1