lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Chaves da a la CEA un toque de atención por la concertación

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, está molesto porque los empresarios pusieran condiciones a la reedición del acuerdo de concertación y ayer exigió a la patronal que "asuma su responsabilidad" porque es "díficil de entender" su actitud en plena crisis. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 16:43 h.

TAGS:

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, está molesto porque los empresarios pusieran condiciones a la reedición del acuerdo de concertación y ayer exigió a la patronal que "asuma su responsabilidad" porque es "díficil de entender" su actitud en plena crisis. Y otro aviso: no habrá modificaciones en las leyes urbanísticas.

Chaves tuvo un encuentro con los medios en Buenos Aires, donde hoy concluye su estancia en Argentina para continuar su viaje oficial a Paraguay. La economía fue otra vez la protagonista.

El presidente andaluz no dio rodeos al pronunciarse sobre la actitud de la Confederación de Empresarios Andaluces (CEA), que ha expresado públicamente sus recelos a firmar un nuevo acuerdo de concertación social en plena crisis económica. El sexto acuerdo, que rige ahora, expira en diciembre y Junta, sindicatos y empresarios deberían estar ya negociando el séptimo, al que le tocará afrontar una etapa clave.

Por eso causó un hondo malestar en el Gobierno andaluz que tras una reunión de Chaves con sindicatos y patronal a finales de agosto, el presidente de la CEA, Santiago Herrero, asegurara que ahora la prioridad no es la concertación y propusiera como respuesta a la crisis más atención al turismo dirigido a sectores de alto poder adquisito, con más golf y más atraques deportivos. Precisamente las leyes autonómicas que durante la pasada legislatura endurecieron el control urbanístico, con la Ley de Ordenación Urbanística (LOUA) y el Plan de Ordenación Territorial de Andalucía (POTA) como protagonistas, y las normas que pusieron freno a los campos de golf y los puertos, fueron causa de graves tensiones, hasta entonces muy inusuales, entre Junta y patronal.

Chaves aseguró ayer que "en estos momentos de crisis" es "difícil de entender" que los empresarios "no quieran asumir la responsabilidad de llegar a un nuevo acuerdo de concertación". "En crisis, la responsabilidad nos tiene que empujar a todos a sellar ese pacto", advirtió. Y un toque de atención más: "Los empresarios deberían de ser los más interesados en llegar al acuerdo".

El presidente de la Junta, que recordó el paquete de ayudas que hoy aprobará el Consejo de Gobierno para las empresas andaluzas, sostuvo que no se puede dar un trato diferenciado a unos sectores económicos frente a otros sino que "hay que apoyar a todos" y apostar por nuevas áreas estratégicas. Admitió que el turismo es "muy importante para Andalucía" y "nadie va a dejar de apoyarlo", garantizó. "Claro que habrá campos de golf y puertos deportivos, pero dentro de unas reglas", avisó.

Sn concesiones. Su posición fue firme a la hora de pronunciarse sobre si habrá cambios legales de calado para abrir la mano como pide la patronal. Chaves rechazó modificar las leyes para relajar el control urbanístico en tiempos de crisis. "No se modificarán", sostuvo. No habrá concesiones a la patronal en este sentido. Chaves defendió que la crisis no puede utilizarse como "una excusa" para relajar las restricciones impuestas al urbanismo, ni puede dar lugar a "un viva la virgen". El PSOE ha enmendado la LOUA dentro de un paquete legal que tramita el Parlamento andaluz con medidas de choque ante la crisis. Se trataría de rebajar la burocracia administrativa a la construcción de campos de golf, pero no de abrir la mano.

El presidente de la Junta, que seguirá fuera de España hasta el sábado, tendrá hoy la agenda más política de su gira oficial y se entrevistará con el primer ministro argentino, Sergio Massa, en un momento complicado en las relaciones diplomáticas entre España y Argentina. El Gobierno argentino negocia con la empresa española Marsans la compra de Aerolíneas Argentinas, un proceso cargado de complicaciones y que ha motivado que la presidenta Cristina Fernández haya aplazado en varias ocasiones su visita a España, ahora prevista para febrero. Chaves no desveló si trae algún mensaje del Gobierno español y dijo la del encuentro es "una agenda abierta".

  • 1