Local

Chaves dice que los documentos que acusan a su hijo son "robados"

El PP pide al vicepresidente que "dé la cara" y vuelve a reclamarle la dimisión.

el 05 abr 2011 / 16:47 h.

TAGS:

El vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial y Administración Pública, Manuel Chaves, ha asegurado este martes que la campaña de "calumnia y difamación" del PP contra su persona y su familia, centrada ahora en la acusación de que su hijo habría mediado supuestamente con empresas que contratan con instituciones públicas, utiliza "documentos y papeles robados".

Así se ha pronunciado el vicepresidente durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, en la que también ha rechazado que el PP dé lecciones de transparencia y ha pedido a la oposición que si cree que hay irregularidades en la actividad profesional de su hijo, acuda a la Justicia.

"Me parece una conducta deleznable, no tengo nada que decir sobre las actividades profesionales de mi hijo, si cree que hay irregularidades en su actividad profesional, vaya a los tribunales", pidió Chaves al 'popular' Rafael Salas después de que éste, a raíz de una pregunta sobre la transparencia de las Administraciones Públicas, le pidiera explicaciones sobre las informaciones que indican que su hijo Iván habría mediado a favor de varias empresas para contratos públicos a cambio de comisiones.

El ministro ha lamentado que se utilice a su familia para desgastarle políticamente y ha reprochado al PP los métodos empleados "para llegar al Gobierno".

Al respecto, ha mantenido que hace dos años, coincidiendo con la campaña electoral, el PP ya inició una ofensiva de "difamación" contra él, con una querella de los 'populares' que fue archivada por el Supremo. "De aquello sólo quedó la calumnia pero ahora, en el comienzo de esta precampaña electoral, nuevamente aparece la difamación empleando a mi familia", ha añadido.

En respuesta a otra pregunta del PP, formulada por la senadora Patricia Navarro, Chaves ha reprochado que lleven "veinte años" pidiendo su dimisión porque --ha añadido-- "no han sido capaces de ganar unas elecciones en Andalucía" y, además, ha afeado que, pese a que hace dos años que dejó de ser el líder del Ejecutivo andaluz, los 'populares' sigan "empeñados" en controlar la gestión del presidente de la Junta de Andalucía en el Senado o en el Congreso, "y no en el Parlamento andaluz".

Sobre transparencia, Chaves ha vuelto a sacar a relucir algunos de los escándalos de corrupción que afectan al PP para defenderse de las críticas hacia él en la gestión de los expedientes de regulación de empleo y, al respecto, se refirió a los supuestos contratos que la ex alcaldesa de Jerez María José García Pelayo "hizo" con la trama Gürtel cuando era regidora.

Chaves, que ha sido despedido con un sonoro y largo aplauso por parte de sus compañeros de bancada, también ha reprochado al PP que hable de transparencia cuando éste ha sido el protagonista de casos como la "trama de espionaje" entre consejeros de la Comunidad de Madrid o del dinero "presuntamente desaparecido" en paraísos fiscales de la trama Gürtel.

El "mamoneo" de los ERE

Por su parte, los senadores del PP han vuelto a reclamar la dimisión del vicepresidente tras reiterar que el de los ERE es "el mayor caso de corrupción de la historia de la democracia en Andalucía", a lo que se suma el "nuevo escándalo que acorrala" a Chaves y que hace de su situación "un drama". "No le queda ni un gramo de credibilidad", le espetó Salas después de aformar que lo de los ERE es "un mamoneo".

En la misma línea le ha dicho que las acusaciones son "verdaderas o falsas", por lo que le ha pedido que aclare si "desmiente o no" la información y que no se instale en el "yo no sé nada" sino que "dé la cara" y "sea transparente". "Dé explicaciones, no responda como siempre, calumniando, difamando y mintiendo".

Continuamente interrumpida --lo que ha obligado al presidente de la Cámara, Javier Rojo, a pedir silencio en incontables ocasiones--, la senadora Navarro ha indicado que los informes de la Intervención General de Hacienda sobre los ERE dejan la gestión de Chaves durante su época de presidente de la Junta "a la altura del betún" y ha ironizado con el hecho de que no fiscalice las actividades de los familiares de los miembros del Gobierno "porque entonces tendríamos informes para empapelar San Telmo de arriba a abajo", ha añadido.

"Cómo podíamos esperar transparencia del Gobierno que presidió en los ERE si en el seno de su propia familia el abuso y el trato de favor era el 'modus vivendi' de los suyos", ha dicho la senadora antes de decirle a Chaves que lo suyo "huele a Guerra", en alusión a que los "escándalos" de la época del ex vicepresidente Alfonso Guerra le costaron a éste una dimisión. "Debería hacer lo mismo si aún le queda mínimo sentido de la responsabilidad", ha recomendado.

 

 

  • 1