Local

Chaves exige derrotar a la derecha 'hasta que aprendan a no mentir'

Manuel Chaves se inclinó por un tono inusualmente duro y atizó fuerte al PP en el que fue uno de los mítines centrales de su sexta campaña autonómica. "Tenemos que ganar para que la derecha siga lamentando su derrota hasta que aprendan, hasta que aprendan a respetar, hasta que dejen de decir mentiras".

el 15 sep 2009 / 00:38 h.

TAGS:

Manuel Chaves se inclinó por un tono inusualmente duro y atizó fuerte al PP en el que fue uno de los mítines centrales de su sexta campaña autonómica. "Tenemos que ganar para que la derecha siga lamentando su derrota hasta que aprendan, hasta que aprendan a respetar, hasta que dejen de decir mentiras", exigió.

Chaves inició hace tres días la campaña prometiendo que la descalificación y el insulto estaban fuera de su guión. Incluso animó a los periodistas a recordárselo si incumplía la regla. Ayer el candidato del PSOE a la Junta estrenó un discurso tan duro que por momentos sonó raro en su persona. El calor del multitudinario mitin de Dos Hermanas y los aplausos le animaron y logró eso que en la televisión se traduciría en un pico de audiencia.

El cénit se produjo cerca del final cuando hiló varios argumentos bajo una pregunta: ¿Por qué tiene que ganarn el PSOE?. "Tenemos que ganar porque se lo debemos a nuestros padres y a nuestros abuelos", comenzó, "porque ellos lo pasaron muy mal y este tiene que ser nuestro reconocimiento". A partir de ahí el tono subió. "Porque no podemos consentir que se instalen en el poder unos integristas que desprecian muchas formas de familia que no es la familia cristiana", prosiguió. "Porque no merecen estar en el Gobierno unos insolidarios, que nos llaman adocenados e indolentes", agregó. "Porque los príncipes de la mentira, de la guerra de Irak, de la crispación no pueden pensar que lo han hecho bien", dijo. Y por último: "Para que la derecha siga lamentando su derrota hasta que aprendan".

Chaves dedicó toda su energía a un público que se lo puso fácil. Arremetió contra el PP andaluz y contra su líder, Javier Arenas. Acusó a la oposición de estar "acomplejada", "desfondada" y de "renunciar a ganar". "Lo único que tienen que decir es que los socialistas llevan mucho tiempo", señaló Chaves. Acabaron por él: "Por algo será", gritó a viva voz un espontáneo camuflado entre el mar de banderas de plástico.

Chaves identificó al PP con la derecha más recalcitrante: "Nada ha cambiado, el Partido Popular sigue representando lo mismo: lo antiguo, lo viejo, lo pasado, lo casposo". Y recurrió a lo que va camino de convertirse en un clásico, la denuncia de "la doctrina de la mantecá colorá". En alusión al popular Miguel Arias Cañete y su reflexión sobre los camareros inmigrantes, Chaves lamentó que quieran volver otra vez "al servilismo de los señoritos". "¡Arenas es la ruina!", gritó otro anónimo.

Jugó con los errores de los dirigentes nacionales del PP en precampaña, con sus "insultos" a Andalucía tirando de tópicos y sobre todo le arreó a Manuel Pizarro, el líder económico. "Que quiere enseñarnos a pescar", ironizó. Chaves, que pidió el voto andalucista, repasó sus ofertas electorales y aseguró que los socialistas están "orgullosos" de lo conseguido en Andalucía pero quieren "más". "Tenemos un objetivo hermoso, culminar nuestra aspiración de una Andalucía en pie de igualdad con las regiones más avanzadas de Europa", explicó.

  • 1