Local

Chaves logra otra mayoría tras 26 años de hegemonía

Los andaluces volvieron a dar ayer otra amplia mayoría absoluta a los socialistas en las urnas, después de 26 años de hegemonía en Andalucía. Al final de esta legislatura, en 2012, ya serán 30 de gobiernos socialistas, que han encadenado ocho victorias en las ocho convocatorias autonómicas. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 01:31 h.

TAGS:

Los andaluces volvieron a dar ayer otra amplia mayoría absoluta a los socialistas en las urnas, después de 26 años de hegemonía en Andalucía. Al final de esta legislatura, en 2012, ya serán 30 de gobiernos socialistas, que han encadenado ocho victorias en las ocho convocatorias autonómicas, y en cinco ocasiones con mayoría absoluta. La recuperación de diez escaños del PP no le sirve para desgastar al PSOE en un Parlamento en el que se acentúa el bipartidismo. Aunque IU mantiene sus seis escaños, los andalucistas desaparecen del mapa.

Con un 48% de los votos y 56 escaños de los 109 que componen el Parlamento andaluz, el PSOE retrocede respecto a los resultados de 2004 con una pérdida de cinco parlamentarios (Almería, Málaga, Córdoba, Granada y Huelva) y cerca de 250.000 votos. Los socialistas lograron dos millones de sufragios, el 48,4% del total, alrededor de un punto menos que hace cuatro años.

A los socialistas le sobra un escaño para sumar los 55 que se necesitan como mínimo para gobernar en solitario en Andalucía. Al cierre de esta edición, el PSOE-A se había impuesto en todas las provincias, salvo en Málaga y Almería, por donde Javier Arenas aspiraba a la Presidencia de la Junta. El PSOE consolidó el respaldo mayoritario recuperado por Manuel Chaves en 2004, cuando se registró un dato de participación superior al de este 9-M.

Ayer se acercaron a las urnas el 73% de los andaluces con derecho a voto frente al 74,66% de hace cuatro años. El mejor resultado lo cosechó en la provincia de Sevilla con el 55% de los votos.

El PP, con Javier Arenas de nuevo en los carteles electorales, obtuvo diez escaños y sumó 1,5 millones de votos -en porcentaje, 38% frente al 31,78% de 2004), aunque no logró, en el tercer intento del líder de los populares, dar el salto electoral. El PP recortó siete puntos de diferencia con el PSOE, pero sin margen de maniobra.

Javier Arenas ha fracasado en el objetivo más cercano que podría esperar: acabar con la mayoría absoluta de los socialistas. Con el 91%% de los datos escrutados, Arenas ganó en Málaga y en Almería, provincia la que elegía en esta convocatoria un escaño más que hace cuatro años. El PP se quedó con ese nuevo diputado y con otro arrebatado al PSOE.

Las elecciones de ayer acentúan el perfil bipartidista de la Cámara andaluza: aunque IU mantiene su grupo parlamentario con seis diputados -entre ellos el de su candidato a la Presidencia de la Junta, Diego Valderas, que recupera el escaño de Huelva- los andalucistas se descalabran y obtienen el peor resultado de toda su historia. La coalición liderada por Julián Álvarez no obtiene ningún parlamentario: todos ellos, los cinco obtenidos en 2004, pasan a engrosar el grupo del PP.

Diego Valderas, candidato a la Presidencia de la Junta por una circunscripción en la que no obtuvo escaño hace cuatro años, consiguió sentarse en la próxima legislatura en la Cámara autonómica cuando estaban escrutados en torno al 90% de los votos. La federación de izquierdas mantiene el resto de sus escaños salvo el de Jaén, conseguido en precario hace cuatro años.

Desplome andalucista. La peor parte de los comicios de ayer se la llevan los andalucistas. La coalición liderada por Julián Álvarez se queda fuera del Parlamento, donde por primera vez en la historia autonómica no se sentará ningún diputado nacionalista. Los andaluces depositaron ayer 160.000 papeletas menos que en 2004 con las siglas andalucistas. El de ayer fue el primer intento de Julián Álvarez como candidato a la Presidencia de la Junta después de una travesía de cuatro años con el PA fuera del Gobierno y una importante criba en sus filas de los principales protagonistas de esa etapa.

  • 1