Local

Chaves pide a la oposición propuestas constructivas y el PP le acusa de mentir

Que los ciudadanos les vean "de su lado". Ésa fue la consigna que llevaban ayer debajo del brazo los socialistas Manuel Chaves y José Blanco. Participaron en Sevilla en un acto público del PSOE concebido para extender entre los socialistas una idea: que la crisis es innegable, pero que los gobiernos central y andaluz no están de brazos cruzados.

el 15 sep 2009 / 21:20 h.

TAGS:

Que los ciudadanos les vean "de su lado". Ésa fue la consigna que llevaban ayer debajo del brazo los socialistas Manuel Chaves y José Blanco. Participaron en Sevilla en un acto público del PSOE concebido para extender entre los socialistas una idea: que la crisis es innegable, pero que los gobiernos central y andaluz no están de brazos cruzados. Con tres procesos electorales en el calendario de 2009 -vascas, gallegas y europeas- y las municipales en la primavera de 2011, las encuestas y la lógica apuntan a que el mayor degaste lo padecerán los partidos del gobierno. Y eso es lo que quieren evitar los socialistas a toda costa.

Manuel Chaves fue quien más se aplicó en la tarea de desmontar el argumentario popular: "Mariano Rajoy quiere rebajar los impuestos y reducir el gasto público. Pues que tenga la valentía de decir de dónde. ¿De la inversión que crea empleo? Que lo diga. ¿De la dependencia? Que lo diga. ¿De la salud? Que lo diga. ¿De la educación?", preguntó. "Mientras no lo diga, no tiene credibilidad para afrontar la crisis que afrontamos los socialistas".

Y es que, para el presidente de la Junta, a los ciudadanos no se les puede pasar por alto una cosa: que esta crisis es responsabilidad de quienes "armaron ideológicamente a la derecha". Tanto él como Blanco insistieron en que el Estado es ahora la solución para arreglar los despropósitos de quienes nunca han creído en él.

Chaves negó que su partido vaya a "ocultar nunca la gravedad de la crisis", pero sí se empeñó en explicar a los suyos que "después de las medidas que hemos adoptado estamos en condiciones de trasladar un mensaje de confianza" frente al "alarmismo" y el "pesimismo".

Eso lo dijo antes de conocer las últimas declaraciones de Antonio Sanz, secretario general del PP-A, a cuenta de la rebaja de las previsiones económicas de la Junta. Le acusó de "desvergüenza política, la misma con la que han querido ocultar que vamos a llegar a la primera recesión en 15 años".

  • 1