jueves, 13 diciembre 2018
12:15
, última actualización

Chaves y Griñán declararán por el 'caso ERE' pasadas las elecciones andaluzas

El instructor del caso en el Supremo reconoce que la instrucción de Alaya está muy desordenada y que no puede adoptar decisiones sin interferir en el proceso electoral.

el 14 feb 2015 / 12:23 h.

CONFERENCIA SUSANA DÍAZ "UN NUEVO TIEMPO PARA ANDALUCÍA" Chaves y Griñán, en un acto público. Foto: El Correo La convocatoria de elecciones andaluzas para el 22 de marzo va a provocar la paralización de la instrucción del Caso ERE en el Supremo y, en especial, el aplazamiento de las comparecencias de los dos expresidentes socialistas de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. El instructor del Caso ERE en el Supremo tiene decidido aguardar hasta fechas inmediatamente posteriores a la celebración de las elecciones andaluzas para tomar declaración voluntaria como imputados a los dos expresidentes, que son aforados y están implicados en la causa de los ERE ante este tribunal. Fuentes del Tribunal Supremo han explicado a Efe que el instructor, una vez transcurridas las elecciones, comenzará de forma inmediata las tomas de declaración sin dejar que ningún otro hecho político interfiera. Hasta entonces, sin embargo, va a detener la instrucción salvo en lo referido a diligencias menores que necesita para organizar el sumario. Además de Chaves y Griñán están implicados en el caso ante el Supremo los exconsejeros José Antonio Viera y Gaspar Zarrías (diputado) y Mar Moreno (senadora). De hecho, la única decisión de cierta relevancia adoptada por el juez hasta el momento ha sido ordenar al Grupo de Delincuencia Económica de la Guardia Civil una investigación sobre dos de los aforados implicados, el diputado Gaspar Zarrías y la senadora Mar Moreno, ambos del PSOE. Las fuentes citadas han informado de que podría suceder que no hubiera suficientes elementos que relacionen a estas dos personas con el caso, lo que podría conducir a que se les excluyera del sumario. Barreiro tenía previsto empezar con las investigaciones después de haber organizado el sumario en aspectos como separar una pieza con los hechos de los que es competente el Supremo -de los 140.000 folios que envió la juez Mercedes Alaya desde Sevilla- o en cuanto a unificar a las acusaciones o llamar a los peritos para que ratifiquen su informe. Sin embargo, una vez ha llevado a cabo estas diligencias de trámite, y tras el retraso provocado por el desorden que ha encontrado en el sumario enviado por Mercedes Alaya, la convocatoria de elecciones andaluzas hace imposible para el juez adoptar decisiones sobre el caso sin interferir en el proceso político. De este modo, la previsión es, según las citadas fuentes, que no se desarrollen nuevas diligencias salvo en aspectos menores.

  • 1