Local

Cheney reitera el apoyo de EEUU a Georgia y carga contra Rusia

El vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, destacó ayer en Tiflis el compromiso de su país y del "mundo libre" con la integridad territorial de Georgia. Fue un claro espaldarazo al presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili que, sin embargo, enturbia aún más las relaciones con Rusia.

el 15 sep 2009 / 11:14 h.

TAGS:

El vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, destacó ayer en Tiflis el compromiso de su país y del "mundo libre" con la integridad territorial de Georgia. Fue un claro espaldarazo al presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili que, sin embargo, enturbia aún más las relaciones con Rusia.

En una comparecencia conjunta ante la prensa con el jefe del Estado georgiano, Cheney expresó todo el respaldo de EEUU al Gobierno democráticamente elegido de Georgia y afirmó que "las acciones de Rusia cuestionan la confianza en ella como socio internacional".

Tachó la actuación rusa en el conflicto de "intento ilegítimo y unilateral de modificar por la fuerza" las fronteras de Georgia, lo que, enfatizó, "ha sido universalmente condenado por el mundo libre". "Los estadounidenses somos muy conscientes de las grandes pruebas que vuestro país ha afrontado en las últimas cuatro semanas y somos solidarios con el pueblo de Georgia", dijo.

Cheney recordó que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció el miércoles una ayuda para Tiflis de mil millones de dólares que serán destinados a la reconstrucción del país y a asistir a los refugiados.

"Ha llegado la hora de ayudar a Georgia", dijo el vicepresidente norteamericano, tras destacar que militares georgianos han apoyado a las Fuerzas Armadas estadounidenses en Irak.

Reiteró el apoyo de la Casa Blanca a los planes de Georgia de ingresar en la OTAN, que en su pasada cumbre, celebrada en Bucarest, se comprometió a aceptarla como miembro, aunque sin establecer los plazos en que ello se produciría. La visita de Cheney a Tiflis supone un gran espaldarazo personal a Saakashvili, cuyas posiciones en el interior del país quedaron, sin duda, debilitadas tras el conflicto armado del pasado agosto.

Las autoridades de Rusia consideran al jefe del Estado georgiano un cadáver político y no hacen secreto de que las relaciones con su vecino país podrán normalizarse sólo después de que Saakashvili abandone el poder. "No estamos solos. Sentimos el gran respaldo de Estados Unidos, Japón, China, la Unión Europea", dijo Saakashvili, quien como su huésped habló en inglés.

  • 1