Economía

Chequia y Brunei son más competitivas que España

Por debajo de la República Checa, los Emiratos Árabes Unidos e, incluso, del sultanato de Brunei. España cayó cuatro puestos y ocupa el número 33 en la lista de países más competitivos del mundo, según el Informe de Competitividad Global 2009-2010 del Fondo Económico Mundial (FEM).

el 16 sep 2009 / 08:25 h.

Por debajo de la República Checa, los Emiratos Árabes Unidos e, incluso, del sultanato de Brunei. España cayó cuatro puestos y ocupa el número 33 en la lista de países más competitivos del mundo, según el Informe de Competitividad Global 2009-2010 del Fondo Económico Mundial (FEM).

El estudio, de carácter anual y firmado por un grupo de economistas coordinados por el español Xavier Sala-i-Martín, analizó los datos y perspectivas de 133 economías del planeta y consideró que Suiza es el país más competitivo del mundo, con 5,60 puntos sobre 7 posibles, adelantando en la lista a Estados Unidos (5,59) y Singapur (5,55).

El Foro Económico Mundial colocó a España en el puesto 33, con 4,59 puntos, por detrás del sultanato de Brunei (4,64) y por delante de Chipre (4,57). Así, España se situó en el pelotón de cola de la Zona Euro, aunque todavía superó a Portugal (número 43 de la lista), Polonia (46) e Italia (48), a la vez que se vio sobrepasada por otras economías emergentes como la República Checa (31), China (30) y los Emiratos Árabes Unidos (23).

Además, los expertos sitúan a España como el decimotercer mayor mercado para las compañías nacionales y, en cuanto a las infraestructuras, la ubican en el puesto 22. Respecto a la adecuación tecnológica y la esperanza de vida, España se localiza en la posición 29 y 7, respectivamente.

Sin embargo, en cuanto a la situación institucional, ocupa el puesto 49 y, en la estabilidad macroeconómica, se desploma del trigésimo al sexagésimo segundo lugar en sólo un año.

"Ha habido un debilitamiento apreciable de la estabilidad macroeconómica del país desde el año pasado, con el Gobierno ahora entrando en déficit presupuestario y contribuyendo a la ya gran carga deficitaria existente", expone el documento.

Pero el mayor problema que el Fondo Económico Mundial observa para la mejora de la competitividad española es el "altamente inflexible mercado laboral", que se ganó en el puesto 122 del mundo.

En este sentido, según el informe, el mercado laboral en España "desanima la creación de empleo, un asunto de particular preocupación dado el reciente incremento del desempleo hasta el 19%, el mayor de la Zona Euro".

A su vez, el FEM remarca la situación del sector financiero español, cuya valoración ha caído 14 puestos y se clasifica como el 50 del mundo.

Por otro lado, el informe también incluye una encuesta entre inversores y agentes económicos acerca de los mayores inconvenientes de hacer negocios en España. En este sentido, el acceso a la financiación (más del 25% de las respuestas), las restricciones de la legislación laboral (19%), la burocracia oficial ineficaz (14%) y la carga impositiva (8%) copan los primeros lugares.

  • 1