sábado, 19 enero 2019
22:19
, última actualización
Deportes

Cheryshev: el Sevilla no pedirá una nueva cesión al Real Madrid

A la espera del traspaso de Alberto Moreno, la banda izquierda deja un nueva nueva plaza libre.

el 04 jun 2014 / 22:08 h.

Cheryshev no ha tenido suerte en Nervión (Julio Muñoz/EFE) Cheryshev no ha tenido suerte en Nervión (Julio Muñoz/EFE) El Sevilla sigue trabajando para cerrar, esta misma semana, el traspaso de Alberto Moreno al Liverpool. El futbolista del Cerro del Águila lo tiene todo acordado con el histórico club británico y se encuentra a la espera de que ambas entidades pongan su respectiva firma al acuerdo.  Aunque este miércoles se habló de una oferta del Tottenham de 17,2 millones de euros más la cesión de Roberto Soldado a cambio de Alberto Moreno, lo cierto es que el único escenario que se contempla es su traspaso al Liverpool. La marcha del internacional español dejará a Fernando Navarro como único jugador habituado a desenvolverse en esa demarcación de lateral izquierdo, toda vez que otro futbolista, Denis Cheryshev, no seguirá en el plantel que entrena Unai Emery. Según ha podido saber El Correo, el hispano-ruso no volverá a vestir más la camiseta del Sevilla, toda vez que el club ha decidido no solicitar una nueva cesión al Real Madrid. Ésta era una posibilidad de la que se había hablado en más de una ocasión, dado el interés que puso en su día el Sevilla por contar con el futbolista y, también, por el infortunio que ha tenido con las lesiones, que le han impedido mostrar las cualidades que atesora. SEIS PARTIDOS. Y es que el paso de Cheryshev por Nervión ha estado marcado por las lesiones. Su desgracia ha sido incluso cruel. La prueba más clara es que se despide con tan sólo seis partidos disputados. Cinco de ellos fueron de Liga y el otro, de competición continental. El total, el hispano-ruso estuvo 213 minutos sobre el césped, lo que ofrece una media reveladora: 35 minutos por partido. Cheryshev sólo tuvo algo de continuidad en una ocasión: jornadas 22ª(Málaga), 23ª (Barcelona) y 24ª (Valencia). Todo lo demás –los tres partidos restantes– fueron apariciones puntuales. El zurdo llegó al Sevilla con problemas físicos y no pudo debutar hasta la sexta jornada de Liga, frente al Rayo, aunque apenas estuvo quince minutos en el campo, pues se lesionó. Presentaba una rotura grado II-III en la unión miotendinosa del bíceps femoral izquierdo. El periodo de baja estimado fue de cuatro a seis semanas, pero su estado no mejoró. Sevilla y Real Madrid acordaron un plan para recuperarle, lo que no evitó que el futbolista estuviese varios meses de baja. Su reaparición, en febrero ante el Maribor, fue anecdótica, por desgracia. Una dura entrada de un rival le envió otra vez a la enfermería (esguince de grado II). Tras superarlo, volvió a caer, esta vez en un entrenamiento: fractura parcial del quinto metatarsiano del pie derecho. Y así, una tras otra. "Siempre quiero mostrar mis disculpas en cierta manera porque no he podido ayudarles como me hubiera gustado. Sé que es algo que yo no controlo, pero sí me quiero disculpar porque ellos me dieron la oportunidad de jugar en Primera y no he cumplido las expectativas", comentó en cierta ocasión hablando del club y la afición, meses después de haber dicho "llegar al Sevilla es la oportunidad de mi vida". Y es que nadie podrá dudar de sus ganas de triunfar y de pelear. RICHARSON, OTRA OPCIÓN. Ahora, la banda izquierda perderá efectivos. Según se apunta desde Inglaterra, el Sevilla se ha interesado en Kieran Richardson. A sus 29 años, puede actuar tanto de lateral como de extremo y su versatilidad es su principal baza. Lo asegura The Voice, indicando que el Fulham, su club, no se interpondría en el camino del futbolista.  

  • 1