viernes, 22 febrero 2019
22:05
, última actualización
Deportes

Chevantón, Duscher y De Mul no se entrenarán más con el primer equipo

El técnico del Sevilla, que no cuenta con ellos, les ha comunicado su decisión, adoptada "por razones de eficacia en los entrenamientos".

el 27 jul 2010 / 21:44 h.

Chevantón sigue buscando equipo.

La operación salida está dando muchos dolores de cabeza al Sevilla, que intenta aligerar peso de un plantel con muchos jugadores descartados por Antonio Álvarez. Por el momento, sólo Armenteros, Casado -ambos han recalado en el Rayo Vallecano- y Crespo (Pádova) se han marchado en busca de minutos. El club confía en que David Prieto cierre su incorporación al Tenerife en las próximas horas, aunque, por el contrario, no tiene tan claro cuál será el futuro de jugadores como Chevantón, De Mul o Duscher.

Mientras sus representantes intentan buscarles destino, estos tres futbolistas se ejercitan desde ayer con el filial "a petición del entrenador, por razones de eficacia en la organización de los entrenamientos y con la aceptación de los jugadores", según explica el club en un comunicado.

RECUPERAR DINERO INVERTIDO. La intención del Sevilla, sobre todo en el caso del delantero uruguayo y en el del centrocampista belga, es recuperar parte de la inversión realizada en su día para ficharles. Chevantón no cuenta y afronta su último año de contrato. Dando por utópica la posibilidad de ingresar -costó unos ocho millones de euros- lo que sería una buena suma de dinero por él, la idea es ahorrarse cuando menos su elevada ficha.

El periplo del delantero uruguayo por el Atalanta -disputó dos partidos y marcó dos goles- no evitó el descenso del equipo italiano a la Serie B y su destino vuelve a ser incierto. Desde hace algunas fechas, Chevantón mantiene conversaciones con el Nacional de Montevideo, club que confía en lograr su incorporación en los próximos días. El Lecce es otro de los equipos que han tanteado a Chevantón.

De Mul, por su parte, también tiene opciones de marcharse a su país. En concreto, al Standard de Lieja, club al que pertenece Sebastien Pocognoli, lateral zurdo en el que estaría interesado el Sevilla, según medios belgas. También defiende sus colores Steven Defour, centrocampista organizador de alto nivel que ha sido relacionado más de una vez con la entidad nervionense.

El tercer futbolista que ha pasado a entrenarse con el filial es Duscher. Hace dos años era un habitual en el once titular, pero la pasada campaña perdió el sitio debido a sus lesiones y a la llegada de Zokora. Por si fuera poco, el fichaje de Guarente cierra aún más las puertas al argentino.

KONÉ, LOLO, JOSÉ CARLOS... Un caso complicado es el de Arouna Koné. Su contrato acaba en 2012 y actualmente se recupera de una nueva grave lesión. El Hannover alemán, donde jugó cedido buena parte de la pasada campaña, ha descartado hacerse cargo de él tras este contratiempo y el delantero marfileño parece destinado a continuar en Nervión un año más. Si difícil era venderle, ahora, con dos lesiones de gravedad muy seguidas, parece prácticamente imposible.

Lolo, por su parte, se entrena con el grupo dispuesto a hacerse un hueco en las convocatorias. La pasada campaña regresó tras destacar en el Málaga, pero no tuvo los minutos que esperaba en el Sevilla a las órdenes de Manolo Jiménez y luego de Antonio Álvarez. Si se queda, no lo tendrá fácil tampoco esta temporada, última de contrato.

Finalmente, José Carlos, al igual que Lolo, espera noticias del técnico. Durante el stage del plantel en Costa Ballena, el canterano ha probado en la posición de mediocentro, justo la que más preocupa. Su continuidad en el equipo no está asegurada, aunque el buen hacer del chaval estos días puede hacer cambiar de opinión al técnico. Sobre todo, si no llega alguien que le cierre definitivamente las puertas en el centro del campo.

  • 1