Economía

China adelanta a Japón como segunda potencia económica

Al cierre del segundo trimestre el PIB chino fue superior al nipón

el 16 ago 2010 / 19:42 h.

Actividades de descarga en el puerto de Whuan, en el centro de la provincia china de Hubei.

La economía de Japón sufrió un fuerte parón en el segundo trimestre, cuando creció apenas un 0,4% y se vio superada por China, cada vez más cerca de arrebatarle el título de segunda potencia económica mundial.

Según los datos dados a conocer por el Gobierno nipón, la economía creció en ese periodo un 0,4% a ritmo anual y un 0,1% con respecto al trimestre precedente, lo que supone un avance mucho más moderado al del trimestre enero-marzo (4,4% y un 1,1%, respectivamente).

Ese débil crecimiento del país, muy por debajo de las expectativas, estuvo motivado por menores avances de las exportaciones y del consumo interno, mientras China mantiene su rápido ascenso para convertirse en la segunda potencia económica tras EEUU.

El Ejecutivo nipón reconoció que el valor del PIB nacional en el trimestre analizado fue en términos nominales (sin tener en cuenta la variación de los precios) de 1,288 billones de dólares frente a los 1,33 billones de dólares de China.

La economía china, que creció en ese periodo un 10,3% y espera cerrar 2010 con un incremento superior al 9% , ya se quedó el año pasado muy cerca de los 5,07 billones de dólares del PIB nipón, al alcanzar los 4,98 billones de dólares.

Muchos esperan que China adelante en 2010 a país nipón, que se debate entre medidas de estímulo económico, una monumental deuda pública equivalente al 200% del PIB y una previsión de crecimiento inferior al 3% para este año.

Japón, que salió de la recesión hace justo un año, registró además un crecimiento más moderado que la economía estadounidense, que en abril-junio avanzó un 2,4% a ritmo anual, y que la alemana, que se expandió un 2,2% respecto al primer trimestre del año.

Japón ha perdido empuje debido a que el consumo privado, responsable del 60% del PIB, apenas creció en el segundo trimestre, mientras que los gastos de capital, que miden las inversiones empresariales, avanzaron tan sólo un 0,5%, el peor resultado en tres trimestres.

Para el resto del año, Japón tendrá que enfrentarse a la persistente fortaleza del yen, cercano a su máximo en quince años y que perjudica a la recuperación de la potente industria exportadora nipona.

Además, el crecimiento económico nipón tendrá que acometer el fin de los incentivos gubernamentales para la compra de productos ecológicos -desde automóviles hasta electrodomésticos- entre septiembre y diciembre, que podrían lastrar también los datos de consumo interno.

Japón también lucha contra la persistente deflación, que atenaza el crecimiento y lo hace depender en gran parte de la demanda externa, liderada por China, el principal socio comercial de la economía del archipiélago.

El Estado nipón es la segunda economía mundial desde hace cuatro décadas, a lo que ayudó en los años 80 el llamado milagro económico japonés, que disparó su poder industrial y exportador, entonces uno de los mayores temores para las multinacionales estadounidenses.

  • 1