Economía

China muestra confianza en la deuda de España

El primer ministro del gigante asiático anuncia la compra de bonos

el 03 oct 2010 / 19:51 h.

La deuda española, que en los últimos meses ha estado en el punto de mira de los mercados internacionales, ha conseguido convencer al gigante asiático. A las subastas satisfactorias del Tesoro se suma ahora la confianza china, cuyo Gobierno anunció ayer que comprará títulos del país. El primer ministro chino, Wen Jiabao, aseguró que no intentará deshacerse de los bonos europeos que tiene en propiedad y expresó su deseo de respaldar la estabilidad del euro a través de la compra, entre otros, de españoles, para diversificar su cartera de moneda exterior.

"He dejado claro que China respalda un euro estable, y no disminuiremos la cantidad de bonos europeos que tenemos en nuestro portafolio de comercio exterior", indicó el primer ministro en un discurso pronunciado ante el Parlamento griego.

Asimismo, subrayó que necesita introducir variedad en la moneda extranjera que ha adquirido, y a tal efecto recordó que Pekín ha comprado bonos del Gobierno español. Todo ello en función de que "la UE reconozca a China como una economía de pleno mercado lo antes posible, alivie las restricciones que pesan sobre nuestras exportaciones de alta tecnología, y se pronuncie en contra del proteccionismo comercial".

A pesar de los avances, Wen recordó que "China sigue siendo un país emergente". "Seguimos contando con una enorme población, una base económica muy débil, y un crecimiento desequilibrado. Estos factores no han cambiado radicalmente. El porcentaje de pobreza en China triplica el de Grecia", añadió.

Pero no todos son buenas noticias y, sobre todo, confianza en el futuro económico del país, ya que España podría afrontar una crisis como la que afectó a Argentina en 2001 por su incapacidad para crear empleo y para reducir con eficacia su déficit público, lo que le convierte eventualmente en presa fácil para los especuladores del mercado.
Así lo advierte el economista Joseph Stiglitz, ex economista jefe del Banco Mundial (BM) y premio Nobel de Economía, en una revisión de su libro Freefall (Caída libre), de la que publicaba ayer un extracto el rotativo británico The Sunday Telegraph.

"España podría estar entrando en el mismo tipo de espiral mortal que afectó a Argentina hace sólo una década", escribe Stiglitz, que considera que España es víctima de "las reglas del juego", que le obligan a recortar su gasto, lo que "casi con total seguridad conducirá a un incremento aún mayor del desempleo".

En este contexto, "la economía española se ralentizará, pero la mejora de su posición fiscal será mínima", predice el economista estadounidense, que explica que "con menor crecimiento, los ingresos por vía impositiva caerán, el gasto social -como el subsidio de paro- se incrementará y los déficit seguirán siendo altos".

Al igual que en el caso de Grecia, Stiglitz cree que los especuladores todavía no han abandonado la presa, convencidos de que la debilidad de la economía española -cuya solvencia fue rebajada esta semana por Moody's de AAA a Aa1- juega en su favor.

  • 1