lunes, 18 febrero 2019
16:17
, última actualización
Local

Christina Aguilera: una rubia sin mucho 'copyright'

el 08 jun 2010 / 19:10 h.

TAGS:

Con más de 30 millones de discos vendidos en todo el mundo y el prestigio de ser la única artista menor de 30 años considerada por la revista Rolling Stone entre los cien mejores cantantes de todos los tiempos, Christina Aguilera ha conseguido un absoluto reconocimiento y éxito, avalados con cinco premios Grammy. Después de trabajar durante todo 2009 en la preparación de su nuevo álbum, la artista acaba de publicar el esperado Bionic (Sony BMG), su cuarto disco de estudio que llega, cómo no, marcado por la polémica.

Bionic contiene canciones coescritas por Christina Aguilera junto a colaboradores como Sia, Tricky Stewart, Polow Da Don, Le Tigre, Hill & Switch y Ladytron, entre otros. “He trabajado en el disco con tantos autores y productores a los que admiro por su talento que puedo decir que ha sido una experiencia asombrosa”, dice Aguilera. “Ellos han añadido un sonido único, han aportado su mundo y lo hemos combinado con mi propia visión, con mis ideas. Los resultados han sido mágicos”. El disco también incluye una balada escrita y producida por Linda Perry: Lift Me Up. El título Bionic refleja la capacidad y la habilidad de Christina Aguilera para llevar su música a varios niveles y utiliza su excepcional voz como nunca lo había hecho antes.

Aguilera describe el álbum como una mezcla única de géneros y estilos musicales. “Quería dar una sensación fresca, atractiva y sexy utilizando elementos electrónicos y orgánicos para crear ambientes unas veces divertidos y juguetones y otras más introspectivos. Estoy deseosa de que mis fans escuchen este nuevo sonido. No se lo esperan”.

Además de grabar el disco en el estudio de su casa después del nacimiento de su primer hijo, la cantante también ha terminado su primera película, Burlesque, cooprogonizada por Cher, Stanley Tucci y Kristen Bell, y que se estrenará el próximo otoño.

Pero ser una de las divas del pop, acumular éxitos y escándalos en su currículum a partes iguales tiene también un precio. Ahora, Aguilera tiene que enfrentarse a acusaciones de imitadora. Si en sus inicios la compararon sin piedad con Britney Spears, con la que compitió por el título de Princesa del Pop (a la espera de que Madonna decidiera dejar el trono), ahora, a juicio de público y crítica, la Aguilera está imitando a la revelación del año: Lady Gaga.

Conviene recordar que la irrupción en la música de Christina Aguilera, con Genie in a bottle, se vio eclipsada por el fenómeno Spears, amiga y rival de sus años jóvenes en el Disney Channel.

Ahora, tras un periodo de silencio, la cantante quiere protagonizar su propia resurrección con Bionic, aunque parece que Lady Gaga (con la que ya ha tenido varios roces dialécticos a través de entrevistas) se lo va a poner difícil.


Lo cierto es que no hay mejor promoción para un disco que un poco de polémica. Así, la propia Aguilera defendió su álbum con un sonoro “es absurdo que me comparen con esa principiante”. No obstante, pronto enfrió un poco el tono con un poco convincente “admiro a Lady GaGa”.

Madonna ha sido otra fuente de inspiración para este disco. Así, el el primer single, el enérgico himno Not myself tonight, producido por Polow Da Don, es un homenaje a la reina del pop. “Me encanta la referencia con el monóculo, el humo y las escaleras. Rindo tributo a una mujer  que ha pavimentado mi camino”.

La Christina Aguilera que hoy regresa al panorama musical nada tiene que ver con aquella dulce muchachita que se dio a conocer en 1999. A punto de entrar en los 30, está felizmente casada, es madre de un bebé de dos años y ya no juega a coquetear, ahora prefiere seducir y provocar. ¿Les suena de algo? En cualquier caso, nunca vino más a cuento la frase: busque, compare y si encuentra algo mejor...

  • 1