sábado, 15 diciembre 2018
11:06
, última actualización
Cofradías

Ciao bella Macarena

La hermandad dice que «estudiaría» mandar la imagen a Roma si lo piden el Papa y Asenjo para la canonización de Madre María de la Purísima.

el 13 nov 2014 / 00:19 h.

TAGS:

La Esperanza Macarena estuvo en 2010 en el Estadio Olímpico para la beatificación de la Madre María de Purísima. / Javier Díaz La Esperanza Macarena estuvo en 2010 en el Estadio Olímpico para la beatificación de la Madre María de Purísima. / Javier Díaz ¿Debe la Esperanza Macarena viajar a Roma el año próximo? El debate está servido. El hermano mayor de la citada corporación religiosa sorprendió ayer a muchos feligreses al no descartar enviar a esta imagen al Vaticano para estar presente durante la ceremonia de canonización de la Madre María de la Purísima (Madrid, 1926- Sevilla, 1998), el próximo 15 de octubre. En declaraciones al portal Radio la Saeta (@rlsaeta), Manuel García aseguró que aunque «es difícil y muchos hermanos se opondrían», se estudiaría la petición si viene del Papa y el arzobispo de Sevilla, JuanJosé Asenjo. De hecho, según afirmó el hermano mayor al citado portal, para él llevar a la Macarena ante Su Santidad «sería grandioso». También el capataz macareno, Antonio Santiago, soñaba con esta idea en el programa La Pasión de El Correo TV que dirige Víctor García-Rayo:«Es una magnífica ocasión para llevar la Esperanza a Roma». Sin embargo, este tipo de traslados suele generar cierta controversia, como ocurrió en 2011 cuando se planteó llevar alCristo de la Expiración del Cachorro a Madrid coincidiendo con las Jornadas Mundiales de la Juventud. Tres meses duró entonces el suspense hasta que la hermandad recopiló razones de carácter técnico para justificar su negativa a llevar su imagen fuera. Madrid, y también el Papa Benedicto XVI, se quedaron sin ver al Cachorro por el Paseo de la Castellana. Ni siquiera fue necesaria la consulta al cabildo general de hermanos. La junta de gobierno de la cofradía trianera acordó declinar la invitación formulada desde la organización de la JMJ para que este crucificado presidiera una de las estaciones del vicrucis al aire libre que reunió a 14 pasos representativos de la Semana Santa de España, y en la que finalmente partició la Virgen de Regla de losPanaderos. Si el Papa Francisco lo pide, la hermandad «estudiaría» enviar la Virgen. / EFE Si el Papa Francisco lo pide, la hermandad «estudiaría» enviar la Virgen. / EFE En el caso de la Macarena, hay que subrayar la fuerte vinculación que existe entre la hermandad y Madre María de la Purísima, que llevó incluso a la Esperanza a procesionar en 2010 hasta el Estadio Olímpico de la Cartuja para presidir su ceremonia de beatificación. Ahora, cinco años después, Madre María de la Purísima será canonizada en Roma por el Papa Francisco en octubre de 2015, coincidiendo con la clausura del Sínodo de la Familia, cuya «segunda parte» se celebra el próximo año. La curación milagrosa de Francisco José Carretero Díez, miembro de la Centuria Macarena conocido cariñosamente como Carre, se atribuye a la intercesión de la beata Madre María de la Purísima. Su caso trascendió a la opinión pública a raíz del aluvión de alusiones en las redes sociales intercediendo por su recuperación. A los 43 años, Carre sufrió una parada cardiorrespiratoria prolongada por espacio de doce días. Fue mientras se encontraba en el bar de un amigo en Los Bermejales echando una mano tras la barra «por hacerle un favor». «Yo no tenía ganas de ir. Padecía de arritmia y llevaba dos o tres días más raro que la mar», contaba a este periódico el propio Carre. «Me sentí mal, me metieron en la cocina del bar y ya no recuerdo nada más. Cuando abrí los ojos, estaba en la UVI». Despertó después de 12 días en coma. No podía haberse conjuntado una historia más bella para esta canonización. El postulador romano de la causa de canonización de la Beata Madre María de la Purísima, el capuchino Alfonso Ramírez Peralbo, informaba esta semana en el convento a la madre general, sor Reyes de María de la Cruz, que la Santa Sede había aprobado el milagro que se requiere para la culminación de la meteórica carrera hacia la santidad de la religiosa que fue durante 22 años sucesora de Santa Ángela.

  • 1