viernes, 14 diciembre 2018
09:21
, última actualización
Cofradías

Cien escenas que no ven los cofrades

La exposición fotografía del Mercantil muestra los detalles que el cofrade no ve habitualmente.

el 23 mar 2012 / 21:05 h.

Un detalle de la muestra.

Son una mirada distinta de la Semana Santa, pocas veces vista por los sevillanos, y en algunos casos ya históricas e irrepetibles. Son cien fotografías, ni una más ni una menos, que muestran a la perfección cómo se vive, cómo se trabaja, cómo se reza y cómo se disfruta en Sevilla con las cofradías en la calle.

Por estos motivos, la exposición de fotografías cofrades expuesta en el Cïrculo Mercantil e Industrial es una excelente forma de prepararse para la explosión de fe y sentimiento que inundará las calles dentro de algo más de una semana. Y es lo que están haciendo muchos sevillanos, que durante toda la jornada acuden al Círculo Mercantil para dejarse asombrar por las imágenes, que cien autores diferentes.

Las hay tan curiosas que a veces cuesta identificar a qué hermandad pertenece, aunque seguramente sea lo menos importante para el autor de la foto. Los sevillanos que han pasado ya por la exposición, y que como buenos capillitas muy dados a intentar saberlo todo de todas, rápidamente comentan ellos: "Yo creo que por aquel edificio, el paso que sale debe ser el de La Resurrección pasando por la plaza del Salvador". "Pues yo creo que no, a mi esa casa de la esquina me descoloca y no sé bien dónde es", replicó su acompañante.

Las imágenes también enseñan algunos detalles difíciles de ver por la inmensa mayoría. ¿Sabría usted cuál fue el menú de la última cena de Jesuscrito?. Pues para los priostes de La Cena, del Domingo de Ramos, el menú debió consistir en fruta. Piñas, naranjas, limones, y también pan, aparecen perfectamente colocadas sobre la cena del paso de misterio de la cofradía. Algo imperceptible desde la calle pero retratado para la inmortalidad desde una fotografía disparada desde un balcón.

Otras de las instantáneas que el gran público no puede ver casi nunca cómo forman los nazarenos de El Silencio en la capilla antes de salir, algo completamente inaccesible para los cofrades de pie pero fácilmente mostrable gracias a una instantánea tomada desde un balcón justo enfrente de la gran puerta por la que sale la Primitiva, y que permite ver la disciplina de sus nazarenos desde antes de salir de su templo.

También, lógicamente, hay espacio para el sevillano que se muestra disconforme con alguna de las tradiciones de la Semana Santa, como las cada vez más habituales petaladas a los pasos de palio. "Hay que ver, tanta petalada y tanta petalada", lamentaba un veterano cofrade mientras contemplaba, eso sí, dos instantáneas en las que la Macarena aparecía literalmente inundada por una impresionante lluvia de pétalos de flores.

Aunque curiosa, también criticaron algunos la compostura impropia de un nazareno que llevaba puesta las gafas por fuera del antifaz, o la de aquel que va cubriéndole toda la mano de una segunda piel completamente de cera. No obstante, a pesar de que la forma de actuar los nazarenos no fue la más correctamente políticamente, no quieta que las fotografías guarden un gran valor artístico.

Esta magna exposición de fotografías puede visitarse hasta el próximo día 29 de marzo en una de las salas anexas al patio central de la céntrica del Círculo Mercantil e Industrial, en horario de mañana y tarde. La sede de esta centenaria institución sevillana se ha convertido durante los últimos años en un referente de la Cuaresma sevillana, dado que ha acogido numerosas e importantes muestras de todo lo relacionando con la Semana Santa de la capital andaluza.

  • 1