Local

Cierra 'Público' y deja a más de cien periodistas en la calle

La empresa mantiene la web para venderla y sus empleados, que rechazaron ayer publicar dos números más, le piden que sea “progresista” en los despidos

el 24 feb 2012 / 12:05 h.

TAGS:

-->--> -->

El diario Público se ha visto obligado a cerrar su edición impresa al no conseguir la financiación que necesitaba para continuar funcionando después de que la empresa editora hubiera solicitado el pasado 3 de enero un concurso voluntario de acreedores, según han confirmado a Europa Press fuentes del rotativo. El último número del diario salió a los quioscos ayer.

La empresa editora del diario, Mediapubli, ha asegurado que esta medida no afecta a la edición digital que continuará con su actividad. Tampoco afecta, de momento, a La Voz de Asturias -del mismo grupo-, cuya cabecera y edición digital proseguirán su actividad, dado que el plazo para la búsqueda de inversores ha sido ampliado de acuerdo con la administración concursal.

Mediapubli presentó el 3 de enero ante los Juzgados de lo Mercantil de Barcelona la solicitud de declaración de concurso voluntario de acreedores. Esta solicitud también fue presentada conjuntamente para la empresa filial editora del periódico La Voz de Asturias y de su edición digital.

En ese momento, la empresa justificó la necesidad de la medida debido a la "intensificación de la crisis publicitaria, la profunda transformación que está sufriendo el sector de la prensa escrita y las dificultades para acceder a nueva financiación para salvaguardar de la mejor forma posible los intereses de todas las partes afectadas".

El día 11 de enero, la solicitud del concurso fue aceptada por el juzgado número 9 de lo mercantil de Barcelona. Una vez nombrados los administradores concursales, se acordó un plazo de tiempo para que Mediapubli pudiese encontrar inversores que aportaran una cantidad económica suficiente como para garantizar la viabilidad del proyecto en el futuro.

Según ha señalado Mediapubli en un comunicado, una vez transcurrido ese plazo, no ha sido posible lograr esos inversores y por esta razón la compañía se ha visto obligada de acuerdo con la administración concursal a cesar la edición impresa del periódico.

Público.es seguirá funcionando de momento para sus más de 5,5 millones de usuarios únicos, que la sitúan como la cuarta web de información general en España, según los datos de OJD. En ella trabajan una docena de trabajadores que mantendrán su puesto de trabajo, al igual que un grupo de redactores por determinar para nutrir de contenidos la página, así como profesionales en puesto de administración. La intención de la empresa es vender la cabecera web para destinar el dinero al pago de deuda, informa Vozpopuli.com.

Para el resto, Mediapubli presentará la próxima semana un expediente de extinción que afectará a la mayoría de sus profesionales. En la actualidad, según_Europa_Press, unas 160 personas forman parte de la plantilla.

Aunque la intención de la empresa editora era que el último número de Público saliera mañana domingo, los trabajadores del diario decidieron en asamblea que el periódico ya no salga hoy a los quioscos, por lo que el número de ayer fue el último de la historia de este diario, que nació el 26 de septiembre del año 2007.

 Los trabajadores emitieron un comunicado en el que lamentaron el cierre de la edición de papel, "que supone la pérdida de una voz crítica indispensable para la pluralidad informativa y de pensamiento" y pidieron a la empresa editora que concrete en qué condiciones se mantendrá la web, a los trabajadores, durante cuánto tiempo y con qué intención.

Los redactores añadieron "que en esta situación sería una tomadura de pelo tanto para la plantilla como los lectores" continuar publicando el periódico. "Lo consideramos un último gesto de dignidad profesional ante la mala gestión de la empresa. El diario del viernes 24 de febrero es el último ejemplar en su edición de papel. Esperamos que, dado que la plantilla y los colaboradores han estado a la altura de las lamentables circunstancias, Mediapubli sea fiel ahora a sus pretendidos principios progresistas y ofrezca a los trabajadores las mejores condiciones posibles para su salida", añaden.

Por su parte, Mediapubli agradeció las "innumerables muestras de apoyo que ha recibido durante todas estas semanas". Numerosas voces políticas lamentaron este cierre. Desde el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que deseó en Twitter "la mejor suerte" a su plantilla, hasta Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE) o Cayo_Lara (IU).

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, ha advertido que el "cierre de cualquier medio de comunicación" supone un "empobrecimiento para la sociedad y para la libertad porque se pierde un ángulo, sea el que sea, de ver las cosas".

González avisó de que la democracia en España "se va a resentir" debido a la "situación de debilidad que están atravesando los medios de comunicación".

 

  • 1