Muebles Rey cierra sus instalaciones y planta a más de 100 clientes afectados

"Muchos consumidores" que se encontraban con encargos pagados o sujetos a financiación han mostrado a Facua Sevilla su inquietud ante la "incertidumbre del cierre"

el 23 sep 2013 / 17:48 h.

"Ante la imposibilidad de seguir con la actividad, nos vemos obligados a clausurar temporalmente este establecimiento. Llamaremos por teléfono a todos los clientes que tengan pedidos pendientes de entrega (...) de forma que los perjuicios que se causen sean los menos posibles (...)”. La nave de Muebles Rey, ubicada en Tomares en el Polígono El Manchón, amanecía clausurada el pasado sábado con esa escueta nota en su puerta. Junto a ella, todos los escaparates habían sido censurados con papel de burbuja para evitar miradas al interior.

El cierre de Muebles Rey en Tomares provoca multitud de reclamaciones. El cierre de Muebles Rey en Tomares provoca multitud de reclamaciones.

Ayer lunes ni uno sólo de los más de 100 clientes afectados recibió comunicación alguna por parte de la empresa. Y cada uno de ellos representa una historia personal distinta. “Muchos consumidores se encontraban con encargos pagados o sujetos a financiación sobre muebles que no han recibido”, indicó ayer la organización de consumidores Facua. “Algunos de ellos ya estaban alarmados por los dilatados retrasos sufridos en la recepción de las mercancías adquiridas”, matizó su portavoz, Rubén Sánchez, quien adelantó cómo están ultimando una demanda que presentarán en la Secretaría de Consumo de la Junta porque entienden que “se debe abrir una investigación”.

Los problemas más graves los tienen quienes ya habían pagado por adelantado. Porque, una vez cerrada la planta de Tomares, la empresa franquiciadora, Muebles Rey, no parece dispuesta a asumir ninguna responsabilidad. Remisos a facilitar información, la compañía aragonesa recalcó escuetamente ayer a este periódico que “el establecimiento del Aljarafe era un franquiciado de la marca, y por tanto, entidad mercantil independiente”. También aseguraron que Muebles Rey procedió el pasado 24 de julio a “rescindir el contrato de franquicia y a reclamar en el juzgado por el uso ilícito de la marca”. Preguntados por la posible asunción de responsabilidades ante los clientes, el responsable del departamento de Márketing de Muebles Rey, José Manuel Ariño, comunicó que ellos, como central franquiciadora, se desvinculan por completo del problema, no queriendo redundar más en él: “No asumiremos responsabilidad respecto a obligaciones de servicio, atención y devolución de anticipos de los establecimientos que en Sevilla operan fraudulentamente con la marca Muebles Rey”.

Desde Facua, en cambio, no ven tan claro este posicionamiento. “El franquiciador debe responder ante los clientes y demostrar que puso en marcha acciones para denunciar a la franquicia de Tomares”, opina Sánchez. En cualquier caso, para el portavoz de Facua, “los contratos que se firmaron antes del 24 de julio son responsabilidad total de Muebles Rey”. Mientras, nada se sabe al respecto de los empresarios propietarios de la planta del Manchón (Muebles Andalucía Occidental SL). “O van a concurso de acreedores o, directamente, se han largado con nuestro dinero”, comentó ayer Joaquín Perea, cuya cocina, sin muebles, aguarda la adquirida en el establecimiento desde el pasado mes de mayo.

“Ha sido un viacrucis de conversaciones y quejas interpuestas contra ellos por el retraso hasta que, al final, han cerrado sus puertas”, explica. Ahora, este cliente se queda sin cocina y sin los 1.400 euros que invirtió en ella. Como él, María del Carmen Jiménez, ha hecho en más ocasiones de lo que hubiera sido necesario el camino de 100 kilómetros que separan su casa de Osuna del comercio. “El 13 de septiembre me indicaron que cerraban y que podían darme la entrada que di, 400 euros, en un cheque de 500 euros para llevarnos muebles de la tienda”. Cuando regresó, el pasado sábado, la nota en la puerta y el papel de burbujas en las ventanas. Un retén de la Guardia Civil completaba el escenario de la espantada.

La empresa de muebles con más reseñas negativas en la red

 ‘Muebles Rey, un timo’, ‘No compréis en Muebles Rey’, ‘Incompetentes a mansalva’, ‘El Rey tiene que abdicar’... así hasta 153 reseñas –el 95% por ciento de ellas negativas– se recogen en la popular web de valoración de comercios Ciao.es. Un 70% de las mismas se refieren a la franquicia sevillana. Teniéndose en cuenta que la crítica de usuario más antigua en dicho portal data de 2008, la imagen y prestigio de la firma no era la mejor posible.

Tiendeo.es, Yelp.es o Empresuchas.com son otras de las páginas que, en Internet, albergan decenas y decenas de comentarios claramente negativos sobre esta sociedad inmobiliaria –cuya cede central se encuentra en Zaragoza– con más de una decena de tiendas franquiciadas repartidas por toda España. Otro espacio digital –el blog estafamuebles.blogspot.com.es– recogía detalladamente la mala experiencia vivida en 2008 por unos clientes del establecimiento del Aljarafe. Sin embargo, ayer la empresa franquiciadora negaba haber tenido conocimiento alguno al respecto de estos desencuentros tenidos por clientes en la tienda Muebles Rey de Sevilla.

Facua prepara una demanda y anima a reclamar a la empresa

La organización Facua, que prepara una demanda y exigirá a Consumo de la Junta de Andalucía que inicie una investigación sobre el cierre de Muebles Rey Sevilla, recomendó ayer a los clientes afectados que, en cualquier caso, no dejen de denunciar individualmente su caso. Su portavoz, Rubén Sánchez, estudia la responsabilidad tanto de la empresa franquiciada como de la franquiciadora para valorar posibles actuaciones ante las autoridades de protección al consumidor. También animó a que los afectados no dejen de dirigirse a la dirección de la sede central (C/Pilar miró, 17. Zaragoza), ni de llamar al teléfono de la central de Muebles Rey: 976782018.

  • 1