Local

Cinco empresas ejecutarán el Cercanías del Aljarafe

Las obras empezarán de inmediato por lo que el esperado servicio entrará en funcionamiento posiblemente en vísperas de las elecciones municipales.

el 30 abr 2010 / 17:30 h.

TAGS:

Las obras en materia de movilidad más esperadas del Aljarafe ya pueden echar a andar. El Ministerio de Fomento adjudicó ayer las obras de infraestructura, vía y edificación necesarias para ampliar la red ferroviaria de Cercanías desde Sevilla hasta Benacazón, por un importe global de 41.807.776,99 euros.

La ampliación del servicio supondrá la ejecución y puesta en servicio de la nueva línea C-5, que extenderá la cobertura hacia esta parte del área metropolitana. El proyecto contempla la construcción de tres nuevas estaciones: Valencina de la Concepción-Santiponce, Salteras y Benacazón; un nuevo apeadero, en Camas; y la rehabilitación de las terminales de Villanueva del Ariscal-Olivares y de Sanlúcar la Mayor. Serán en total paradas para este servicio en ocho nuevos municipios de una comarca hasta ahora desatendida en materia ferroviaria pese a contar con la línea férrea Sevilla-Huelva, infrautilizada desde hace años, y pese a ser la más poblada del área metropolitana y concentrar problemas endémicos de movilidad y transporte público.Los trabajos se dividen en dos tramos: el primero comprende desde la estación de Santa Justa (Sevilla) hasta Salteras, y el segundo, de Villanueva del Ariscal-Olivares hasta Benacazón.

De este modo, en el primero se habilitará la nueva línea de Cercanías entre Santa Justa y la futura estación de Benacazón. Será en doble vía desde Sevilla hasta la bifurcación de Isla de la Cartuja, y en vía única desde aquí hasta Benacazón. Son en total siete kilómetros de longitud. En este tramo se incluyen también actuaciones correspondientes a tres estaciones: la de Camas, que incluirá un aparcamiento disuasorio, además de paradas para autobuses y taxis; la de Valencina de la Concepción-Santiponce, con los mismos servicios; y la de Salteras, que además de las anteriores prestaciones dejará prevista la futura interconexión con el tranvía del Aljarafe, una intervención ésta que depende de la Junta de Andalucía y para la que todavía no hay fecha cerrada.

Este conjunto de obras tienen un importe de 25.395.815 y correrán a cargo de la unión temporal de empresas (UTE) formada por Ferrovial Agromán , Instalaciones Inabensa y Compañía de Obras Castillejos.

En el caso del segundo tramo, se trata de una extensión cercana a los nueve kilómetros de longitud. El proyecto consiste fundamentalmente en la adecuación de las estaciones de Villanueva del Ariscal-Olivares y Sanlúcar la Mayor y la construcción de la nueva de Benacazón, donde morirá por ahora la C-5. Todas contarán igualmente con aparcamientos disuasorios. En este caso, las obras costarán 16.411.961,95 euros y las ejecutará la UTE formada por Assignia Infraestructuras y Vimac.

La mayor estación del recorrido será precisamente la última, la de Benacazón, con 480 metros cuadrados en un edificio de viajeros al que se accederá a través de un nuevo aparcamiento disuasorio de 7.300 y conectado con el actual Camino de Huévar a través de una carretera de nueva construcción. Como es la última parada, se proyecta con dos vías de apartado, de 660 y 300 metros de longitud respectivamente, terminadas ambas en una topera. Se construirá un andén entre ambas vías, de 200 metros de longitud y 6,30 de ancho, y se lo dotará de una marquesina de 42.

En general, la puesta en marcha de esta línea supondrá una mejora sustancial en el servicio de Cercanías del área metropolitana por la que sus alcaldes y otros colectivos llevan años luchando y viendo cómo se aprobaba presupuesto tras presupuesto sin incluirse nunca esta intervención relativamente fácil de asumir por existir ya el grueso de la infraestructura. El futuro será hacerlo con doble vía.

  • 1