Local

Citados este lunes dos testigos que vieron el accidente y a Ortega Cano invadiendo carril contrario

el 11 sep 2011 / 10:20 h.

TAGS:

El juez que investiga el accidente mortal en el que perdió la vida  un vecino de la localidad sevillana de Castilblanco de los Arroyos  identificado como Carlos Parra, hechos por los que está imputado el  extorero y ganadero José Ortega Cano, ha citado a declarar este lunes  a dos testigos que vieron tanto el siniestro en sí como al imputado  saltándose una línea contínua e invadiendo el carril contrario.  

De este modo, fuentes del caso han informado a Europa Press de que  el juez de Instrucción número 9 de Sevilla ha citado a declarar como  testigos a una persona que llamó al servicio de Emergencias 112 en  los minutos previos al accidente asegurando que un vehículo como el  conducido por el extorero le había adelantado a una velocidad  "excesiva" saltándose para ello la línea continua e invadiendo el  carril contrario, así como otro conductor que circulaba detrás del  vehículo de la víctima y que pudo ver cómo se produjo el siniestro.

El pasado mes de julio, dos jóvenes que llamaron al servicio de  emergencias 112 en los minutos previos al accidente ratificaron ante  el titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla que  alertaron sobre la "incorrecta" y "temeraria" conducción de Ortega  Cano minutos antes del siniestro.

En su declaración, la pareja relató que circulaba en un vehículo  delante del conducido por el exmatador de toros hasta que éste les  adelantó en un paso de peatones con badén en el núcleo urbano de  Burguillos, y que fue ella la que llamó al 112 para denunciar los  hechos y dar cuenta de la matrícula "íntegra" del vehículo implicado,  que posteriormente se pudo comprobar que coincidía con la del turismo  del extorero.

Tras ello, según subrayaron, el exdiestro circuló por el carril  contrario "más de 100 metros" dentro del casco urbano y después se  reincorporó a su carril hasta que en una curva "sin visibilidad"  volvió a invadir el carril contrario, a lo que se añade, según ambos  testigos, que "se pegaba y despegaba a los vehículos" que iban por  delante suya.

ORTEGA CANO DEFIENDE QUE NO IBA BEBIDO

De su lado, el extorero defendió el pasado viernes que el día del  siniestro no había ingerido bebidas alcohólicas, pues tan sólo "se  mojó los labios con una copa de cava" --así lo ha manifestado a  preguntas de sus abogados, aunque inicialmente había dicho que tomó  media copa de cava--, y que tampoco superó el límite de velocidad  establecido, por lo que siempre circuló por debajo de los 80  kilómetros por hora.  

Sobre este particular, fuentes del caso precisaron que José Ortega  Cano dijo que el día de los hechos estuvo hasta en cinco  establecimientos hosteleros antes del accidente, en ninguno de los  cuales bebió alcohol, pues tan sólo se mojó los labios con una copa  de cava, asegurando incluso que la prueba de alcoholemia en la que  dio 1,26 gramos de alcohol etílico por litro de sangre "tiene que  tener algún error".   

Los abogados de Ortega Cano, que está imputado por un delito de  homicidio imprudente y dos delitos contra la seguridad vial,  anunciaron asimismo que, de manera "inmediata", pedirán la  declaración de "varios" testigos que podrán demostrar que "desde por  la mañana, toda la mañana, y durante toda la tarde hasta que sucedió  el accidente" Ortega Cano no presentaba síntomas de haber bebido  alcohol, ya que "todos hablan de una corrección en su  comportamiento".  

Ortega Cano explicó también al magistrado que la invasión del  carril contrario que provocó el accidente mortal en el que falleció  Carlos Parra se produjo "por una distracción", aunque no ha sabido  aclarar al juez si dicha distracción se debió a "algún momento de  somnolencia" en los momentos previos al siniestro.  

  • 1