Economía

Citigroup busca recuperar su rentabilidad con desinversiones multimillonarias

Citigroup, el mayor banco de Estados Unidos, se propone volver a la senda de la rentabilidad a través de un plan estratégico que incluye la desinversión en activos no esenciales para su negocio por un valor de hasta 400.000 millones de dólares.

el 15 sep 2009 / 04:33 h.

Citigroup, el mayor banco de Estados Unidos, se propone volver a la senda de la rentabilidad a través de un plan estratégico que incluye la desinversión en activos no esenciales para su negocio por un valor de hasta 400.000 millones de dólares.

El consejero delegado del banco, Vikram Pandit, explicó hoy en una conferencia ante analistas que el objetivo de ésa y otras medidas es conseguir que la entidad vuelva a ser rentable, como lo era antes de que se viera afectada por la crisis crediticia e hipotecaria desatada en Estados Unidos en agosto de 2007.

"Estas reducciones liberarán capital que podremos utilizar en otras áreas de negocio", señaló Pandit, quien asumió el puesto en diciembre.

Pandit asumió las riendas de la entidad en sustitución de Charles Prince como consecuencia de las abultadas perdidas que registraba el banco a causa de la crisis generada por las hipotecas de alto riesgo ("subprime").

El banco se ha fijado como objetivo reducir sus activos no esenciales, que representan alrededor de un 22 por ciento del total, y en un plazo de unos tres años confía en haberlos rebajado desde los 500.000 millones de dólares que calcula que valen ahora, hasta 100.000 millones.

Alrededor de un 35 por ciento de esos activos son inmobiliarios y casi la mitad del total ofrecen una baja rentabilidad, según detalló el responsable de la firma durante la conferencia ante analistas.

La entidad confía en que la venta de activos y otras medidas contribuyan a aumentar en un 9 por ciento los ingresos anuales que generan sus divisiones principales de negocio, así como a conseguir un beneficio anual de al menos 20.000 millones de dólares y unos retornos de entre el 16 y 18 por ciento.

Citigroup se propone volver a una senda de rentabilidad a través de un proceso en el que la entidad primero debe "ponerse en forma", después "reestructurarse" y finalmente "maximizar" sus resultados, explicó Pandit.

La reducción de activos no esenciales o con pobres resultados, así como el incremento de la productividad de otros, son algunas de las tareas que el equipo directivo se propone realizar durante la primera etapa del plan.

Citigroup perdió 5.111 millones de dólares, o 1,02 dólares por acción, durante el primer trimestre del año y sus ingresos descendieron un 48 por ciento respecto del mismo periodo de 2007, hasta quedarse en 13.219 millones de dólares.

Los resultados fueron más desfavorables de lo que preveían los analistas y eran consecuencia en parte de las difíciles condiciones que persistían en el sector crediticio en Estados Unidos.

En el último trimestre del pasado año, Citigroup ya había anotado 9.833 millones de dólares de pérdidas, o 1,99 dólares por acción.

Después de registrar los peores resultados de su historia y haber amortizado unos 40.000 millones de dólares por depreciación de activos en los últimos tres trimestres, la entidad ha tomado ya algunas medidas para cambiar el rumbo.

Entre ellas, reorganizar por regiones su estructura corporativa y separar su negocio de banca comercial del relacionado con tarjetas de crédito.

Además, el banco anunció hace poco más de una semana que aumentaba su oferta pública de acciones comunes hasta los 4.500 millones de dólares, 1.500 millones más de lo que había previsto con anterioridad, para atender a la fuerte demanda.

Citigroup precisó entonces que pondría a la venta unos 178 millones de acciones a un precio de 25,27 dólares por acción.

El plan dado a conocer hoy a analistas e inversores no pareció despertar excesivo entusiasmo en la Bolsa de Wall Street y las acciones del banco se depreciaban alrededor de un 1,3 por ciento, hasta los 23,97 dólares, a falta de dos horas para el cierre del mercado

  • 1