jueves, 21 febrero 2019
07:22
, última actualización
Local

CiU "no se reconoce" en la Constitución

el 14 jul 2010 / 19:10 h.

TAGS:

El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran i Lleida, ha afirmado que el Tribunal Constitucional (TC) ha actuado en relación con el Estatuto catalán como "separador" de Cataluña y España, reforzando "la opción independentista", y en ese contexto ha advertido de que los nacionalistas catalanes ya no se reconocen en la Constitución de 1978 tal y como se interpreta en la sentencia y que ven limitada su "capacidad de compromiso" con el Gobierno central.

Como respuesta, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le ha pedido que no caiga en la "sensibilidad política" que puede implicar los recortes que ha hecho el Constitucional al Estatut porque el "alcance jurídico" de la sentencia "es una cosa", y otra el "sentimiento político" que genera.

En su primera intervención durante el Debate sobre el Estado de la Nación, Duran ha dedicado gran parte de su tiempo inicial de 30 minutos a la sentencia del Estatut, que se hizo público la semana pasada, lo cual ha hecho que el debate que mantuvo con Zapatero se haya centrado principalmente en esta cuestión.

Así, Duran ha dicho a los diputados que "hoy la Constitución interpretada por el actual Constitucional" no es la que los partidos políticos pactaron, pues ha manifestado que "la sentencia y todo lo que la ha envuelto ha sido y es una nueva causa separadora". "La sentencia ha sido el acto más separador de los últimos 35 años", ha añadido.

Pero además del contenido de la sentencia y los recortes en determinados artículos, también ha censurado lo que considera una "posición más que jurídica" de los magistrados del TC así como el momento en que se dio a conocer, es decir, el día anterior a la manifestación convocada en Barcelona en defensa de la norma catalana y que reunió a cientos de miles de personas.

Para el diputado nacionalista, la sentencia "genera un problema para toda España", es "mala" y se dio a conocer "en el peor de los momentos", por lo que se ha referido a la actuación del Tribunal Constitucional como la "mayor torpeza". Aún así, ha manifestado su voluntad de "seguir luchando para el reconocimiento del pueblo" catalán "como nación".

Además, ha criticado las reacciones tanto del PP como del PSOE tras la sentencia, acusando a ambos partidos de importarles más "quién ganaba la partida que lo que realmente estaba en juego: el encaje de Cataluña en España".

Más concretamente, ha acusado al PP de querer ahora "pasar de puntillas sobre la sentencia como si aquí no hubiese pasado nada" después de las "campañas de recogida de firmas, campañas publicitarias o contra los catalanes", comportamiento que ha definido de "incoherente y contradictorio".

En cuanto al PSOE y el Gobierno, ha recriminado al presidente y a la "ministra catalana de Defensa", Carme Chacón, que compren "a peso" la sentencia al valorarla "satisfactoriamente" porque avala más del 90% del texto. Sin embargo, Duran ha subrayado que los recortes afectan a "tres temas básicos" como son la justicia, la lengua y la financiación.

Ante esta situación, el portavoz de CiU ha advertido de que toda esta situación "limita", aunque "muy a pesar de su partido", su "capacidad de compromiso" en el Congreso porque, según ha añadido, están "hartos de ser responsables ante tanta irresponsabilidad".

Sobre este aviso, el presidente ha asegurado que "siempre" ha puesto en valor "la actitud de compromiso de CiU con el proyecto constitucional" y que entiende que la sentencia genere "inquietud", por lo que se ha comprometido a hacer un "esfuerzo político" para entender esas "sensibilidades".

Ahora bien, Zapatero le ha recordado que el cambio que se produjo en las Cortes Generales con respecto al Estatut que llegó del Parlamento catalán sobre el término nación y su posterior situación en el preámbulo del texto fue acordado entre el presidente de CiU, Artur Mas, y él mismo. De hecho, ha señalado que fue Mas el que reconoció en el Congreso que "para llegar a la plurinacionalidad no hay que reformar un estatuto, sino la Constitución", y que el Estatut "no pretendía modificar la Constitución".

A este respecto, Duran ha manifestado que no le sorprenden estas afirmaciones del líder de CiU, sino que los diputados del Grupo Socialista aplaudan a Zapatero cuando los argumentos de éste difieren del "criterio" del presidente de la Generalitat, José Montilla, sobre la sentencia del Constitucional.

Sobre este punto, el jefe del Ejecutivo ha justificado que Montilla y él no tengan la misma opinión sobre este asunto, tras lo cual ha emplazado a Duran a ser "coherentes" y a centrarse en explicar a los ciudadanos el por qué de la sentencia.

Zapatero y Duran también dedicaron buena parte de sus intervenciones a la resolución del Constitucional sobre la lengua catalana. Para el portavoz nacionalista, la sentencia establece un "retroceso clarísimo" sobre esta cuestión porque limita que el catalán sea calificado como "lengua vehicular". Así pues, ha recordado que la Constitución "no deja interpretación alguna a la lengua castellana".

Pero el presidente del Gobierno considera que el recorte a la lengua no es una "agresión" y ha pedido a Duran que haga una "relectura", recomendándole que "reflexione con sosiego" porque si realmente la Carta Magna "blindara" el castellano no habría discusión alguna sobre el resto de las lenguas del Estado.

  • 1