Local

CiU ve más difícil apoyar al presidente y tilda el proceso de 'cierre de filas'

CiU fue tajante ayer: el nuevo Gobierno de Zapatero es una "huida hacia delante" y "un cierre de filas". Tras estas acusaciones, el partido catalán aseguró que este "mero cambio de nombres no beneficia a Cataluña" y por eso el nuevo Ejecutivo tendrá más difícil recabar el apoyo de CiU.

el 16 sep 2009 / 01:04 h.

TAGS:

CiU fue tajante ayer: el nuevo Gobierno de Zapatero es una "huida hacia delante" y "un cierre de filas". Tras estas acusaciones, el partido catalán aseguró que este "mero cambio de nombres no beneficia a Cataluña" y por eso el nuevo Ejecutivo tendrá más difícil recabar el apoyo de CiU.

Las declaraciones las vertieron el portavoz adjunto de CiU en el Congreso Josep Sánchez Llibre y el portavoz de Economía del partido Pere Macias. Sánchez Llibre consideró que la remodelación del Gobierno es una "huida hacia delante" para tapar la crisis y un mero "cambio de nombres" que no beneficia a Cataluña, lo que demuestra la "precariedad y la provisionalidad" del Ejecutivo.

Macias fue más rotundo aún: "Se trata de un Ejecutivo de cierre de filas" y esto hará más difícil un apoyo de CiU, amenazó. "Un gobierno que se cierra en sí mismo no es un gobierno que se abra a otra gente", subrayó el portavoz convergente, que remarcó que se trata de un gabinete "muy de partido", al incorporar al presidente del PSOE, Manuel Chaves, y al vicesecretario general socialista, José Blanco.

Sánchez Llibre aseguró que lo primero que exigirán a la nueva ministra de Economía, Elena Salgado, es que revise los planteamientos sobre financiación de su antecesor, Pedro Solbes. "La financiación no pinta bien", añadió Macias, quien recordó que Salgado ha demostrado "gran dureza" en los traspasos del Estatut.

Macias subrayó que el nuevo gabinete "no recoge las sensibilidades que convienen a Cataluña" y subrayó irónicamente la influencia que ha tenido el PSC en todo ello, limitándose a dos funciones: "Obedecer al PSOE y aplaudirlo de manera entusiasta".

El portavoz de Economía de CiU remarcó que la sustitución de Solbes estaba ya anunciada por su "desinterés y sus propios síntomas de cansancio", pero evitó criticar la figura de Salgado antes de que comience su gestión. Eso sí, le advirtió de que "debe dejar de maltratar a Cataluña".

Sobre el cambio en el Ministerio de Fomento, Macias indicó: "Nos da mucho miedo el señor Blanco, porque él no piensa en las infraestructuras en términos de productividad para la economía española, sino en términos de productividad electoral para Ferraz", aseveró. En cuanto a Chaves, recordó que ha protagonizado una política autonómica "basada en el café para todos", lo contrario de lo que le conviene a Cataluña. Su nombramiento, criticó, no es un "buen augurio".

"un problema de políticas". Entre tanto, el secretario general de ERC, Joan Ridao, opinó que el problema de Zapatero "no es de caras sino de políticas", por lo que reclamó un "cambio de rumbo" para afrontar las reformas económicas necesarias y, sobre todo, para solucionar la "carpeta catalana", comenzando por el modelo de financiación.

Ridao argumentó que Zapatero tendrá que reaccionar para afrontar la crisis, "que aún no ha tocado fondo", y también para conseguir la estabilidad parlamentaria que necesita después de las elecciones vascas y gallegas.

El secretario general de ERC subrayó que la nueva titular de Economía es la "ministra de los no traspasos, la que no ha evidenciado gran sensibilidad por la descentralización". Ridao remarcó, en cuanto al nombramiento de Chaves, que es un "exponente del PSOE de matriz castellano-andaluza que seguramente tiene poco que ver con el federalismo que defiende el PSC".

  • 1