martes, 18 diciembre 2018
17:42
, última actualización
Local

Ciudad de la Justicia. 15 años de rentabilidad política

El debate de la ubicación de este proyecto ha vuelto a la palestra después de que la Consejería de Justicia haya rechazado la propuesta del alcalde de levantar el complejo en el Prado. Está cerca la campaña por las municipales y con ella volverá la polémica, pero no la solución.

el 02 nov 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Hace 15 años comenzó un debate que, por increíble que parezca, a día de hoy no ha avanzado ni un ápice. Tres lustros de dimes y diretes, de cambios de ubicación, de replanteamientos del proyecto, en los que únicamente se ha conseguido marear la perdiz, como se suele decir, pero que no ha llevado a ninguna parte. Quizá con estos datos ya haya adivinado de qué proyecto estamos hablando: sí, de la Ciudad de la Justicia. Ni usted como ciudadano, ni los operadores jurídicos han visto un beneficio en este agotado debate. El único beneficio que se ha logrado es político, pues en este tiempo se ha utilizado estedebate como un arma arrojadiza entre partidos durante las campañas electorales. Luego, una vez pasadas la elecciones, nadie se acuerda. Imagen-AR-16-PRADO La opción del alcalde. Juan Ignacio Zoido cree que lo mejor es mantener las instalaciones judiciales en el Prado. La Ciudad de la Justicia ha vuelto a ser noticia estos días. Hace cuatro años el entonces aspirante a alcalde Juan Ignacio Zoido presentaba a los ciudadanos la que para él sería la solución definitiva: la remodelación y ampliación de las actuales instalaciones judiciales en el Prado. Ahora, casi cuatro años después y con unas elecciones municipales a la vuelta de la esquina el debate se reaviva, después de que la Consejería de Justicia, que al fin y al cabo es la que tiene las competencias sobre este proyecto, haya rechazado esta propuesta de Zoido alegando, entre otros motivos, que es un proyecto inviable por el impacto visual que causa en la zona y porque, pese al gran tamaño de los edificios, no se cubren las necesidades de metros cuadrados pensando en un crecimiento futuro. Así que, de nuevo, tenemos el debate servido para una nueva campaña electoral, en esta ocasión, la carrera hacia la Alcaldía, cuyo representante se elegirá en mayo de 2015. Y de nuevo la Ciudad de la Justicia estará en el centro, como reproche entre PP y PSOE –no le quepa la menor duda– pues las posturas de Ayuntamiento y Junta de Andalucía son en la actualidad completamente encontradas. El Consistorio no se va a bajar del burro y seguirá defendiendo su plan en el Prado, tal y como explicaron fuentes municipales a este periódico. Desde la Consejería de Justicia se asegura que el objetivo es lograr el consenso no solo con el Gobierno municipal, sino también con todos los grupos políticos, pero sostienen que la mejor opción para levantar la Ciudad de la Justicia sigue siendo Los Gordales, el solar de Los Remedios junto a la Feria. Por ahora no ha habido ningún acercamiento entre Ayuntamiento y Junta, ni siquiera tras haberse llevado el tema al Pleno. Fue una escenificación, en la que cada uno mantuvo sus posturas tajantes. Más leña para el debate y la rentabilidad política. Fue el PSOE, con su portavoz municipal al frente, Juan Espadas, el que llevó la moción para que cada grupo político expusiera su posición. Una jugada que no ha hecho más que confrontar, pues mientras Espadas defiende la opción de la Administración andaluza y pide al gobierno local que apoye esta propuesta para poder iniciar cuanto antes la tramitación y que en 2016 pueda incluir la financiación necesaria en sus presupuestos, el PP le califica de «vocero» de la Junta y sigue defendiendo que antes de levantar un edificio completo, lo mejor es remodelar lo existente y poner en marcha cuanto antes las nuevas instalaciones. justicia-juntaEn fin, no es más que un nuevo capítulo de estos largos quince años en los que ni siquiera se ha logrado algo tan sencillo como decidir dónde se va a ubicar. Parece mentira, pero la sensación es que en la ciudad no hay terreno idóneo para levantar la Ciudad de la Justicia. O, como dice el decano de los abogados, José Joaquín Gallardo, «el debate sobre la ubicación no ha sido más que un pretexto para intentar encubrir la falta de voluntad política en este tema». A su juicio, la Junta «jamás ha tomado en serio este asunto», en especial «desde que la entonces exconsejera Magdalena Álvarez ganó la batalla a favor de Málaga», frente a Carmen Hermosín, quien entonces ostentaba la cartera de Justicia, y que apostaba por levantar el complejo en Sevilla. Finalmente, como dice Gallardo, se levantó en Málaga, donde, por cierto, se hizo en una zona en el extrarradio de la ciudad, cercana al campus universitario y a su palacio de congresos. Es decir, se trasladaron desde el Casco Histórico a una zona más alejada, en expansión, sin que nada haya ocurrido por ello, sin discusiones de quince años. En cambio, en Sevilla hemos visto desfilar por el despacho de la Consejería de Justicia a seis personas: Carmen Hermosín, María José López, Evangelina Naranjo, Begoña Álvarez, Francisco Menacho y, el actual, Emilio de Llera. Y con ellos, otras tantas ubicaciones para, tras pasear el proyecto por toda la ciudad, retomar la idea original. Con Hermosín se barajaron varias posibilidades, entre ellas, Villanueva del Pítamo, Bellavista o la Cartuja. Finalmente, en 2003 se decide que el lugar idóneo es Los Gordales, y en febrero se firma un protocolo de actuación que firman Hermosín y el entonces alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín, quien curiosamente volvería a repetir esta instantánea cinco años después, pero con Evangelina Naranjo. A partir de ahí se comenzó a dar posibles fechas (nunca cumplidas), se hicieron las pertinentes fotos en el lugar, pero todo era siempre algo de futuro. Hasta que María José López dio la sorpresa en agosto de 2007 con un proyecto para levantar el inmueble en los terrenos de El Batán, junto al Puerto. López alegó un conflicto judicial con el Estado, propietario de los terrenos de Los Gordales, que impedía el inicio de las obras. El Campus Tecnológico Judicial, que así pasaría entonces a denominarse la eterna utopía, despertó las críticas de todo el sector judicial, que veía inviable llevarse las instalaciones a un lugar tan alejado y con escasas conexiones para el transporte público. Hasta el expresidente Manuel Chaves se sumó, prometiendo una desviación de una de las líneas de Metro para dar servicio a esta zona. La llegada de Evangelina Naranjo supuso retomar todos los proyectos anteriores, tanto el de la Ciudad de la Justicia, que volvía a Los Gordales, como el edificio puente –que se levantaría hasta que se llevara a cabo la construcción definitiva del proyecto–. El Ayuntamiento cedió entonces una parcela municipal a Justicia para que pudiera comenzar las obras por allí hasta que se resolviera el pleito por la edificabilidad de los suelos. Así que lo que hizo la consejera es tomar la idea de López de hacer un campus con varios edificios para poder ir construyéndolos por fase. Ella también inauguró el edificio puente, situado en la Buhaira y por el que se paga un elevado alquiler. El proyecto de Los Gordales implicaba el traslado de la Feria, pero al paralizarse, de nuevo se produjo un parón. Zoido presentó su propuesta del Prado y también se habló de la posibilidad de levantar el complejo en Buen Aire, frente la Gota de Leche y junto a la SE-30. Ahí seguimos, sin suelo aún. Los jueces están ya tan cansados de esperar que ya solo piden «que se dejen de proyectos futuros y doten a los juzgados de más medios y personal, porque la Justicia está atascada. No voy a entrar en más polémicas», asegura su decano, Francisco Guerrero.

  • 1