jueves, 15 noviembre 2018
08:51
, última actualización
Economía

Cívica cambia despidos por mandar a la plantilla a casa unos meses y bajar sueldos

La alternativa incluye movilidad geográfica y mantiene el cierre de oficinas

el 23 feb 2012 / 20:20 h.

Banca Cívica reveló ayer a los sindicatos una tercera propuesta de ajuste laboral y que es la que verdaderamente quiere: rebajar salarios y aplicar expedientes de regulación de empleo con carácter temporal y rotatorio a cambio de renunciar al volumen de despidos anunciado -1.480 en dos años, de los que 300 saldrían de forma inmediata-. Sobre esta base de medidas, en principio no traumáticas, los sindicatos ahora sí están dispuestos a negociar.

Del recorte de salarios ya se ha hablado -una horquilla de entre el 5% y el 20% en aquellos ingresos superiores a los 30.000 euros-. La principal novedad radica en las suspensiones de contratos -a lo largo de cuatro años para un determinado porcentaje de la plantilla, que la entidad no precisa pero posiblemente sea para casi toda-, así como meter tijera "generalizada" a los sueldos y eliminar las aportaciones a los planes de pensiones comprometidos con el personal.

Una circular interna que obra en poder de los trabajadores explica que esas medidas laborales se complementarán con cierres de oficinas, bajas voluntarias y movilidad geográfica. Desde el grupo financiero integrado por Cajasol, Caja Navarra, Caja Burgos y Caja Canarias entienden que sus propuestas son alternativas a las "salidas forzosas", aunque los sindicatos exigen la voluntariedad de esas medidas -salvo recortarse el salario, pues aquí entrarían todos los empleados- dado que algunas todavía siguen siendo "traumáticas".

Es el caso de la movilidad geográfica. "Cívica tiene oficinas en muchas comunidades, desde Navarra hasta Canarias, de ahí que la movilidad deba ser voluntaria y tener en cuenta factores como la edad; si es forzosa, habría trabajadores que tendrían que pedir la cuenta e irse", dijeron fuentes sindicales.

¿Por qué va buscando la entidad que se acepte esa tercera propuesta? La clave se rastrea en los gastos de personal -y, por tanto, en la productividad y la eficiencia- del grupo, de los más elevados de las finanzas españolas, y que en buena medida constituyen una rémora procedente de Cajasol. Ésta dificulta las operaciones de integración puesto que los salarios se igualan por arriba y no por abajo. Era, de hecho, uno de los grandes problemas para abordar una fusión entre la sevillana y Unicaja tiempos ha. Y ahora Cívica busca otra pareja de baile que habrá de llegar a final de marzo. Por ello los sindicatos cuestionan un ajuste laboral a tan largo plazo cuando va camino nuevamente de la vicaría.

La ratio de eficiencia de la entidad es del 80% -porcentaje de ingresos consumido por gastos y que es mejor cuanto más bajo- y quiere reducirla al 50% a finales de 2013. Y para ello, 150 millones de euros menos en costes de personal hasta 2013 y 70 millones en gastos administrativos para este año.

  • 1