Economía

Cívica coloca un precio barato a sus acciones para atraer al inversor

Ante la delicada situación de los mercados, la entidad opta por el valor mínimo que se había marcado: 2,7 euros por título

el 19 jul 2011 / 18:26 h.

Enrique Goñi y Antonio Pulido, copresidentes de Banca Cívica, en una reciente imagen en la bolsa madrileña.

No ha procedido como en el caso de Bankia , que para salir a bolsa ha abaratado sus acciones hasta niveles casi de saldo en medio de la severa crisis de deuda pública soportada por España, pero también Banca Cívica -grupo de cajas liderado por la sevillana Cajasol- ha apostado por el precio más reducido de los barajados para, así, hacerlo atractivo para el inversor: 2,7 euros por título (muy lejos de los 3,8 euros de máximo en la horquilla inicial).

Para hacernos una idea de por dónde andan los tiros, acudamos al mercado continuo español. Los títulos de Bankinter cerraron ayer la jornada a 3,942 euros, a 4,971 los de Banesto, a 4,1 los de Caixabank, a 7,105 los de BBVA, a 3,38 los del Banco Popular y a 7,237 los del Santander. Quedémonos con dos: los 4,1 euros del banco de La Caixa y, por otra parte, los 3,75 euros de Bankia, que desembarca hoy en el parqué. Éste es el segmento donde hay que enmarcar a Cívica, el grupo de cajas de Cajasol, Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos.

Cívica celebró ayer por la tarde un consejo de administración del que, ya bien entrada la tarde, salió el precio de salida de las acciones. La decisión no fue fácil. El cuerpo pedía no acercarse a la banda baja, pero la situación de los mercados aconsejaba prudencia y un precio atractivo para el inversor que evite un traspié mañana. Sin embargo, fuentes financieras explicaron que este grupo de cajas se diferencia de Bankia en que ya tiene asegurado el capital que aspira a captar con su estreno bursátil, mientras que al conglomerado encabezado por Caja Madrid y que preside Rodrigo Rato le ha costado más trabajo. Pero con un matiz: para el tramo minorista Cívica ha tenido exceso de demanda, mientras que no ha sido tan fácil cerrar la parte institucional (fondos de inversión, accionistas relevantes, grandes patrimonios, etcétera).

Al final, se logró completar la institucional -si 1 es el total, 1,30 fue la demanda recibida-, siendo con holgura en los casos de la minorista (2,3 veces) y de los empleados (2,7 veces). De hecho, en las oficinas de las cajas socias de Cívica se hizo un "gran esfuerzo" para convencer al cliente de las bondades de invertir, y al final ha dado sus frutos -no sin las críticas sindicales denunciando la excesiva presión-.

El porcentaje accionarial ofrecido al tramo minorista supone el 58% de la oferta, porcentaje que equivale a 128.842.824 títulos, el destinado a inversores cualificados ha sido el 40%, con 88.857.120 títulos y, por último, la cifra de acciones asignadas a la plantilla ha sido de 4.442.856 acciones, el 2% de la oferta. No en vano, esa porción de accionistas institucionales es el mínimo marcado por la entidad -se calcula que ha habido 230 órdenes de compra en ese tramo, frente a las 6.550 en el caso de los trabajadores y 60.112 entre los minoristas, de los que la mayoría son clientes-.

Si se suman todos, se obtienen 1.135,5 millones de euros puestos encima de la mesa, una cantidad que supera las necesidades de recapitalización de la entidad. Pero hay que tener en cuenta que este importe responde a las demandas y, al haber saturación, el resultado será un importe menor. Se estima que 750 millones de euros. Se necesitan 847 millones para el cumplimiento de los mínimos de core capital (el capital más puro, compuesto por capital social y reservas, libres de ataduras).

En concreto, el capital que cotizará en la bolsa será el 44,68% -se podrá comprar y vender- y el porcentaje mayoritario -el que da el control sobre esta entidad- seguirá siendo propiedad del banco y, por tanto, de las citadas cuatro cajas socias. No obstante, ese porcentaje con libertad de flotación en el parqué podría subir al 47,5% si la entidad coordinadora global de la operación Credit Suisse ejerce la opción de compra otorgada por Banca Cívica.

En un comunicado, Banca Cívica sostuvo que, con el precio de 2,7 euros por título, se quiere dar "recorrido a la acción para favorecer a los inversores que han depositado su confianza en la compañía, y que han presentado una fuerte demanda de acciones en todos los tramos, tanto el minorista como el institucional". "Esta salida al mercado facilitará la expansión y el crecimiento tanto a nivel nacional como internacional", agregó.

Cívica se presenta ante el mercado habiendo aprobado los test de estrés de la banca de Europa, y con la celeridad de un proceso de integración de cuatro cajas que se inició a finales de 2010. La entidad posee 1.442 oficinas y cuenta con 7.800 empleados en 35 provincias de todo el país. Da servicio a 3,5 millones de clientes, de ellos medio millón corporativos (empresas e instituciones). En el primer trimestre de 2011, obtuvo un beneficio consolidado de 54,1 millones de euros, un 12% más en términos interanuales.

Sobre un mínimo de 5, la nota en las pruebas de resistencia fue de 5,6 para Banca Cívica y de 5,4 para Bankia. Los mercados tienen ahora la palabra.

  • 1