miércoles, 18 septiembre 2019
13:27
, última actualización
Economía

Cívica cubrirá su necesidad de capital con bolsa e inversores

El grupo de Cajasol, que requiere 847 millones, contacta con potenciales socios en Londres y Nueva York.

el 10 mar 2011 / 16:46 h.

La vicepresidenta económica Elena Salgado, ayer, durante el Pleno del Congreso.

Pese a los augurios catastrofistas que la agencia Moody's lanzó sobre España y su sector financiero horas antes de conocer las necesidades reales de capitalización de las finanzas españolas, el dinero que realmente necesitan para superar los exigentes requisitos fijados por el Gobierno ni siquiera alcanza el techo máximo previsto por el Ejecutivo, cifrado en 20.000 millones.

El peor escenario se quedó en algo menos, en concreto, en 15.152 millones, según el Banco de España , que dejó claro, no obstante, que esa cifra se refiere al supuesto más negativo, aquél en el que la docena de entidades -ocho grupos de cajas y cuatro bancos- aludidas no pudiera culminar con éxito sus planes de salida a bolsa, de captar inversores privados o de obtener capital por otros medios.

Uno de esos ejemplos es el de Banca Cívica. El SIP integrado por Cajasol, Caja Burgos, Caja Navarra y Caja Canarias requiere 847 millones para alcanzar un nivel de capital principal del 10%, pero cuando logre su objetivo de sacar a bolsa entre el 25 y 40% de su capital, su requisito de solvencia bajará hasta el 8%, un nivel que cumple ya a día de hoy. Así, dispone de un core capital del 8,1%, según detalló ayer la entidad, que abundó en que ya ha completado las primeras fases de su presentación ante una treintena de inversores institucionales de Nueva York y Londres.

Algo similar ocurre con la fusión fría en la que se integra Caja Granada, el Banco Mare Nostrum. Este SIP necesitaría 637 millones, aunque sin contar con la colocación en el mercado de una quinta parte de su capital social.

Por su parte, Bankia (Caja Madrid, Bancaja y las cajas de Ávila, Segovia, Rioja, Insular de Canarias y Laietana) necesita 2,9 puntos porcentuales para llegar al 10% exigido, lo que le supone una necesidad de capital extra de 5.775 millones. No obstante, dado que ha acordado iniciar los trámites para salir a bolsa, el importe mínimo para alcanzar el 8% sería de 1.795 millones.

En cuanto a Banco Base, que agrupa a Cajastur, CAM, Caja Extremadura y Caja Cantabria, requiere 1.447 millones. Por su parte, la unión de Caja España y Caja Duero también necesita de capital adicional -463 millones-, aunque no tiene planes concretos hasta ahora.

Diferente y más delicada es la situación que atraviesan las cajas catalanas y gallegas, cuyas dificultades ya se dejaban entrever. El Banco de España confirmó que Novacaixagalicia es la que necesita de una inyección más elevada, 2.622 millones de euros, porque dista 4,8 puntos porcentuales del 10% de solvencia que se le exige. Catalunyacaixa, por su parte, se aleja de ese objetivo 3,5 puntos, lo que se corresponde con 1.718 millones, mientras que Unnim (Manlleu, Sabadell y Terrasa) requiere 568 millones.

De hecho, la patronal de las cajas señaló que sólo cuatro cajas necesitarán ampliar capital por importe de 4.000 millones para cumplir con las exigencias del Gobierno, ya que muchas entidades han anunciado planes concretos para recapitalizarse.

BANCOS. Bankinter, que precisa 333 millones, ha acordado una emisión de obligaciones convertibles obligatoriamente en acciones por 406 millones. Barclays requiere 552 millones y Deutsche Bank, 182 millones. Por último, Bankpyme requiere 8 millones, pero ha acordado una ampliación de capital por 18,6 millones.

Estas doce entidades disponen de quince días hábiles para presentar al Banco de España su estrategia y calendario de cumplimiento de los nuevos requisitos de capitalización, que deberán alcanzarse antes del próximo 30 de septiembre.

Algunas de ellas señalaron ayer mismo que ya están manos a la obra para alcanzar los criterios establecidos.

Pero es que, además, tienen la posibilidad de ajustar su ratio de capital mediante la venta de sucursales, de participaciones estratégicas o carteras de activos, lo que reduciría la necesidad de obtener recursos propios.

  • 1