miércoles, 22 mayo 2019
23:50
, última actualización
Cultura

Clara Sánchez gana el Premio Nadal con ‘Lo que tu nombre esconde’

La autora manchega se embolsó anoche los 18.000 euros del premio literario más longevo del país.

el 06 ene 2010 / 21:55 h.

La escritora Clara Sánchez posa tras ser declarada vencedora de la 66 edición del Premio Nadal.

El Premio Nadal cerró anoche, en su tradicional velada del día de Reyes en el Ritz de Barcelona, una edición -la número 65- que volvía a confirmar este galardón como el más prestigiado de las letras españolas. Y no sólo por su longevidad -es el más antiguo de los premios literarios del país-, sino por el empeño de distinguir novelas por encima de la capacidad mediática de sus autores.

En esta ocasión, una exultante Clara Sánchez (Guadalajara, 1955) era la beneficiaria de los discretos 18.000 euros de su dotación, una autora consolidada, profundamente respetada en los circuitos literarios y asentada en la novela contemporánea, cuya carrera ha discurrido de forma discreta en los medios de comunicación, pero sin fisuras en su consideración literaria.

Apenas dos años después de la exitosa Presentimientos, Clara Sánchez recogía al filo de la medianoche su premio por Lo que tu nombre esconde, un thriller "de fuerte intriga psicológica" que, sin querer pasearse, ni de puntillas, por la novela histórica, sí toma como personaje de referencia a un superviviente de Mauthausen, uno de los más conocidos campos de concentración nazis durante la II Guerra Mundial junto a Auschwitz.

Este hombre, octogenario y residente en Buenos Aires desde el final de la contienda, no va a ver concluido su ciclo vital hasta resolver los asuntos pendientes que dejó en el centro de exterminio. Por ello viajará hasta Alicante, en España, donde sigue la pista a un anciano matrimonio alemán, presumiblemente responsables de su infierno en Mauthausen, para "desmontarles la vida placentera" en la que se encuentran instalados. No obstante, esta nueva novela, "la más atrevida" de la autora hasta fecha, según confesión propia, tendrá una tercera voz narrativa: la de una joven "que quiere reflexionar sobre su vida" y elije el mismo escenario mediterráneo para escapar. Allí entablará amistad con estos dos "ancianitos encantadores", al tiempo que conoce al protagonista, quien "le quitará la venda de los ojos".

"Casi todo el mundo tiene un detalle monstruoso, sólo es cuestión de fijarse bien". Lo decía en su novela Un millón de luces pero que puede ajustarse perfectamente a este nuevo trabajo, en el que la autora manchega regresa a esa obsesión por desmontar los asuntos más rutinarios, la realidad menos sorprendente y los paisajes más cotidianos. Clara Sánchez es la escritora de los adosados, de las edificios de oficinas, del apartamento de playa; es la novelista de los espacios contemporáneos, a los que impregna desasosiego y misterio en cada una de sus novelas. Y es que la autora es de la opinión de que "hay mucha ficción en las acciones más cotidianas".

En la trayectoria literaria de Clara Sánchez destacan novelas como Piedras preciosas (1989), El misterio de todos los días (1999), Últimas noches del paraíso (2000; Premio Alfaguara de Novela) y Un millón de luces (2004). Asimismo, recientemente ha recibido el VII Premio Periodístico sobre Lectura de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Este año -con una excepción por la crisis -no hubo premio finalista, dotado, tradicionalmente, con 6.000 euros.

  • 1